Enmascaramiento Baterías de 381 mm

Todo sobre la Segunda Guerra Mundial y conflictos anteriores

Moderadores: poliorcetes, Lepanto, Orel, Edu

Enmascaramiento Baterías de 381 mm

Notapor kenubal el Lun Abr 29, 2019 12:08 am

Hola a todos. Hace tiempo un compañero me pasó el informe sobre el enmascaramiento de los grandes Vickers de 381 mm traídos a España como consecuencia del Plan de Artillado del Frente Marítimo de las Bases Navales de Ferrol-Coruña, Cartagena y Mahón de 1926. En esencia, este proyecto consistía en proteger las bases principales de la Armada con cañones de 381 mm. semejantes a los de los acorazados, aunque con tubos un poco más largos al permitirlo su asentamiento en tierra firme (45 calibres en el modelo de costa y 42 en el naval). Irían acompañados, como en los barcos por piezas secundarias de 152 mm. y otras antiaéreas menores.
Me pareció un trabajo muy interesante, así que lo he pasado a Word y lo he asociado a sus correspondientes fotos, que venían en otro archivo.
Creo que, aunque solo sea por publicarlo y que así se conserve, ya vale la pena traerlo y subirlo al foro.

Imagen

El enmascaramiento de una obra de fortificación en la Defensa de Costas, puede ser estudiado desde tres aspectos.

1º.- Evitar que el servicio de espionaje enemigo pueda adquirir información, o sea: buscar la impermeabilización.
2º.- Dificultar la localización por medio de reconocimientos aéreos, o sea: enmascaramiento contra aviones.
3.- Evitar que sea descubierto desde el mar y que pueda servir de blanco para apuntar los telémetros de los buques enemigos, o sea: enmascaramiento contra barcos enemigos, para dificultar sus tiros.

1º.-Caso .- La impermeabilización en tiempos de paz es casi imposible de lograr porque los propietarios de los terrenos colindantes con los de la obra militar tiene libre acceso a sus fincas y, desde ellas generalmente se observan sin dificultad, instrucciones, trabajos de artillado, etc datos que pueden ser perfectamente aprovechados por el espionaje.
En tiempos de guerra se puede impermeabilizar una zona, lo amplia que haga falta, evacuando la población civil que habite en casas próximas a las obras, desde las cuales sea fácil hacer observaciones, y, prohibiendo el acceso a fincas y caminos que se considere convenientes; pero esto en tiempo de paz no es posible por el grave quebranto que ocasiona a la población civil.
Si a esto se une el que los servicios de información enemigos seguramente tendrán situados en sus planos las principales Baterías modernas y que estas son en su mayoría de modelos extranjeros, se llega a la conclusión de que en este aspecto nada, o muy poco, cabe hacer a los Regimientos de Costa.

2º Caso .- Reconocimientos aéreos – Es muy difícil engañar a un experto observador al interpretar una fotografía de un trozo de costa. Además de los medios generales de identificación de las obras, que proporciona el estudio de las sombras y comparación de fotografías, hay en la fortificación de la costa un elemento indicador de las obras. Son las carreteras y caminos, líneas telefónicas, etc. ya que al cortarse de pronto una pista es señal evidente de que allí hay una pieza, puesto de mando, central, etc.
Contra eso cabe el multiplicar las falsas pistas y hacerlas de forma continua, o sea: Sin terminales, empalmando unas con otras y en caso de necesidad, construir las llamadas raquetas de final de línea en los tranvías urbanos.
Claro que esto no podrá efectuarse algunas veces por no permitirlo el terreno y habría que recurrir a falsos asentamientos de piezas y obras y, enmascarar éstas con redes y con los procedimientos empleados en campaña. De todos modos es problema de difícil solución y un enmascaramiento eficaz casi imposible de lograr, aún recurriendo a construcciones falsas, verdaderas fundas o cubriciones de obras militares con otras de enmascaramiento para darles apariencia civil, por ejemplo: a un puesto de mando, casa de labor o chalet de veraneo según las edificaciones próximas aconsejen.
Este sistema además de ser muy costoso, es de resultados muy discutibles en la mayoría de los casos y como antes se dice unas buenas fotografías aéreas los hacen inútiles casi siempre.

3º caso.- Observación y tiro naval.- La disimulación en este caso presenta mas posibilidades y a él nos vamos a referir estudiando primero las necesidades y luego el modo de hacerlo.
La escuadra enemiga tendrá situados en sus planos las Baterías y obras o sea sus objetivos; pero para tirar sobre ellos necesita que los telemetristas los descubran y los puedan visar apuntando sus aparatos, porque al barco en movimiento le es muy difícil, prácticamente imposible, hacer un tiro con puntería indirecta, utilizando un blanco auxiliar de la costa, por variar constantemente la paralaje o ángulo: Blanco Real - barco – Blanco auxiliar.
Es pues de gran interés para las Baterías de Costa disimular sus obras para que desde el mar se confundan con accidentes naturales del terreno o con obras de carácter no militar.
Lo mas importante es el enmascaramiento de las piezas. Puede lograrse construyendo obras ligeras que las tapen simulando piedras o montículos: pero este sistema tiene el inconveniente de su elevado coste y de que puede estorbar para el tiro, aparte del riesgo de que, si la obra como es natural, no tiene gran resistencia, puede la onda expansiva de algún impacto ya no directo, sino próximo, originar averías en ella y producir escombros que dificulten o incluso interrumpir el fuego.
El sistema de cubrir las piezas con redes tiene el grave inconveniente de su deterioro y que generalmente deben quitarse o recogerse en gran parte para el tiro. El enmascaramiento de las piezas con pintura es ineficaz, ya que desde el mar lo que se descubre es la silueta de aquellas, y el contraste que produce una superficie plana proyectada sobre el cielo; porque en el paisaje no se ven líneas rectas en los accidentes naturales. La pintura solo ayuda a enmascarar cuando la pieza se proyecta sobre el terreno y está hecha a base de colores iguales a los del campo, piedras, etc según las proximidades. Debe tenerse especial cuidado en que la pintura sea mate sin nada de brillo o con el menor posible para evitar los reflejos del sol que, en determinadas condiciones de ángulo de incidencia y altura sobre el horizonte pueden producirse reflejos visibles a grandes distancias que revelen la existencia de la obra.
El detalle más importante en una pieza es la faja de luz que se observa debajo de la caña al dejar de proyectarse este sobre el terreno próximo. Esta faja, visible a grandes distancias cuando se proyecta la caña sobre el cielo, es la que a toda costa debe hacerse desaparecer, bien con faldones que cuelguen del tubo, bien con tabiques o muretes que intercepten las visuales.

ENSAYOS PREVIOS

Fundado en todo lo expuesto se han hecho estudios para encontrar un modo de enmascaramiento que evitase en lo posible los inconvenientes señalados.
Se construyó una maqueta en escala 1:30 de una pieza de 381/45 con carapacho y plataforma giratoria (fig. 1).

Imagen

Se le adosaron unas crestas y aletas y se construyeron unos muretes que pueden observarse en las figuras 2, 3 y 4.

Imagen

Imagen

Imagen


Las crestas y aletas son de chapa con orificios para disminuir los efectos del empuje del viento y aligerar el peso. Estos orificios pueden hacerse hasta de cinco centímetros de diámetro sin que se descubran desde el mar a distancia de tiro (más de 4.000 metros).

Imagen

Hechas fotografías, se aprecia en la figura 5 la necesidad de los tabiques a, b y c para disimular la faja de luz que se ve debajo de la caña y que es el elemento que más fácilmente descubre una pieza en la costa. Estos tabiques o muretes pueden construirse en cualquier sitio de la explanada según convenga para el efecto de ocultación de la faja y la facilidad de su construcción y cimentación, procurando que sean lo más bajas posible.
Según las condiciones de cada pieza podrá convenir hacer mas de un juego de tabiques para facilitar el enmascaramiento y evitar que tengan dimensiones grandes.
En las fotos 6 y 7 se aprecia el resultado del enmascaramiento en una maqueta al compararlo con la que no tiene, en las dos posiciones de costado y de frente.

Imagen

Imagen

Aplicación a una pieza de 381/45.

Se eligió para hacer un ensayo, una pieza que iba a tirar a fin de probar los efectos del retroceso, trepidación y rebufo en el dispositivo de enmascaramiento.
La figura 8 indica como se colocaron 12 tabiques de chapa de 2 milímetros y la forma y dimensiones aproximados de cada uno.
Imagen
Como la resistencia al viento es muy grande se perforaron con taladros de 5 centímetros de diámetro ya que hasta esta dimensión no hay inconveniente para la visibilidad y en cambio facilitan el paso del viento.
En efecto: La vista normal tiene un poder separador de un minuto, llamando agudeza visual o poder separador del ojo, el menor ángulo bajo el cual dos puntos pueden ser distinguidos el uno del otro.
Es decir, que cuando dos trazos o los bordes de un objeto son vistos bajo un ángulo menor de un minuto el ojo humano no distingue los dos trazos o no aprecie el objeto.
Según la formula de: Frente aparente en milésimas igual a frente real en metros dividido por la distancia en kilómetros tendremos, aplicada a un orificio de cinco centímetros de diámetro visto a 4.000 metros:
Frente aparente = 0,05/4 = 0,0125 milésimas
Esto a simple vista; si ahora suponemos que se observa con un anteojo pancrático de alza (aumento variable de 5 a 22,5 aumentos) y aun admitiendo que en las mejores condiciones se llegase a aumentar 22,5 veces el poder separador, tendríamos que con anteojo, el frente aparente sería = 0,0125ºº x 22,5 = 0,27125 ºº y como un minuto es igual a 0,3 milésimas resulta que ni con un anteojo de 22,5 aumentos en las mejores condiciones de visibilidad y de observación pueden distinguirse a 4.000 metros dos trazos separados a 5 centímetros ni apreciarse un círculo de ese diámetro.
Esto nos permite dar taladros a las chapas como dijimos y evitar las grandes presiones de los fuertes vientos reinantes en las costas.
Las crestas se sujetan con pernos a unos collarines que se colocan en la caña.
En el carapacho y chapa giratoria se colocan unos angulares y a ellos e sujetan las aletas.
El peso total del enmascaramiento se calcula inferior a los 400 kilos que no afecta para nada a los movimientos de la pieza y su disposición permite hacer fuego sin quitarlo.

En las fotos A, B, C, D, E y F se pueden apreciar detalles de la forma en que se llevó a cabo el enmascaramiento.

Imagen

Imagen

Imagen

Foto E.- Se ven los sunchos s que se ajustan fuertemente a la caña y que van unidos por dos pletinas (una en la generatriz superior y otra en la inferior) para darle solidez al conjunto y buscar unos puntos de apoyo en el ensanchamiento de la tulipa, que favorezca la adherencia del conjunto a la caña e impida el deslizamiento hacia boca por inercia en el momento del retroceso del cañón.

Imagen

El hueco e es debido a que para el tiro precisa quitarse la cañonera f (foto F) que lleva cosida una cresta, que es la que tapa el hueco e cuando no está preparada la pieza para tirar.
La disposición de los tabiques es variable de una pieza a otra y no se pueden dar reglas fijas para su colocación, forma y dimensiones pues en cada pieza es preciso estudiar los puntos de vista desde el mar, desde aquellos sectores donde probablemente se situarán los barcos para el bombardeo ya que como se ha dicho antes, el único objeto que se persigue es el evitar o dificultar lo mas posible que los barcos puedan apuntar a la pieza.

Foto D.- Se ve el muro d de piedra en seco que se hizo para tapar la visibilidad debajo de la caña, porque en la pieza de que tratamos el terreno baja rápidamente hacia vanguardia a partir del aro que bordea el pozo.

Imagen

Este muro hace el papel de los tabiques a, b y c que se habló en el estudio sobre la maqueta. La piedra se trabó bien en seco y después de los tres disparos hechos, no se notó el menor desperfecto en el muro.

Foto F.- Se ven los tabiques 1 y 2 que corresponden a los tabiques 1 y 2 que corresponden a los F y F´ de la figura 8 y que van fijos a la plataforma de cemento que rodea a la estructura giratoria y a retaguardia, a ambos lados del pescante para el municionamiento a mano.

Imagen

Colocados los tabiques se hizo una fotografía desde unos 200 metros de las dos piezas, una enmascarada y la otra no (foto O) y se comprueba el buen resultado logrado antes con las maquetas, advirtiéndose la escotadura e debido a la falta de la cresta f de la tapa de la cañonera (señalada en la foto F) que se había quitado para el tiro.

Imagen

Foto M.- Se ve la primera pieza en posición de tiro perfectamente descubierta por la visibilidad por debajo de la caña: pero debe tenerse en cuenta que la pieza está apuntada y va a disparar y, por lo tanto, en el momento del combate en el cual no tiene mas remedio que descubrirse algo, ya que el fogonazo no podrá ocultarse; pero esto es inevitables y la batería tiene la ventaja de haber descubierto el barco antes y, haber aprovechado esto para calcular perfectamente sus datos de tiro, es decir centrar su tiro antes que el barco.

Imagen

En la foto N está disparando la pieza enmascarada y en la foto P ha hecho fuego la segunda pieza sin enmascarar apreciándose perfectamente las dos características esferas de humo que hacen parecer a primera vista en la foto N que dispararon las dos piezas o que lo hizo la 2ª y no la 1ª que fue la que efectuó el disparo.

Imagen

Imagen

El resultado del ensayo ha sido bueno en cuento a fijeza del dispositivo; pues no padeció durante los 3 disparos hechos.

Como los disparos se hicieron con carga reducida, los efectos del retroceso, trepidación y rebufo fueron menores que si hubiesen tirado con carga normal; pero todo parece hacer creer que aún con esta carga el dispositivo no padecerá.

Resumen. - El sistema parece lograr el fin propuesto y es de bastante solidez para aguantar los efectos del disparo.
Debe estudiarse pieza por pieza, en cada caso, la aplicación del sistema y determinar unas posiciones en las cuales con muros como el de la foto D o análogos, se puedan tener las piezas en ángulo cero o negativo sin que se puedan descubrir desde el mar a distancia superior a 4.000 metros que es lo único a que se puede aspirar, a nuestro parecer, en este asunto de enmascaramiento.

Acaba aquí el informe. Esero que sea de vuestro interés.
Un saludo
Y juro á los altos dioses y al gran Júpiter Olimpo,
A Telus y al gran Nereo, y al dios Marte encruelecido,
Y á las deidades del huerco,y por el caos entendido,
De ser en cuanto viviere, de Roma crudo enemigo.

( Romancero castellano)
Avatar de Usuario
kenubal
Moderador
 
Mensajes: 1712
Registrado: Sab Feb 28, 2009 11:18 pm
Ubicación: Ortegal

Re: Enmascaramiento Baterías de 381 mm

Notapor Orel el Lun Abr 29, 2019 8:24 am

Genial Kenubal! :D :b4
Por cierto, en Vizcaya he visitado Punta Lucero y sus baterías de costa. Leed sobre ellas, muy interesante.
Avatar de Usuario
Orel
Moderador
 
Mensajes: 34094
Registrado: Sab Sep 24, 2005 11:33 am
Ubicación: España, cerca del bocho


Volver a Sección histórica

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados