Torpedearon al Montevideo

Todo sobre la Segunda Guerra Mundial y conflictos anteriores

Moderadores: poliorcetes, Lepanto, Orel, Edu

Torpedearon al Montevideo

Notapor JavierMoreira el Lun Feb 08, 2010 2:45 pm

Hola a todos, hace poco hice una investigación sobre un Buque atacado por el eje durante la SGM y quiero compartirlo con ustedes por el simple hecho de que NUNCA inmaginé que el artí­culo le darí­a luz a un nieto de un extripulante del mismo buque, si señores como se los digo, por medio del mismo pude conocer a M. Machado, nieto de O.Machado del buque Montevideo y hoy en dia tenemos contacto via msn.

Espero les guste;

Torpedearon al Montevideo


La partida 9 de Febrero de 1942

Durante varios dí­as se ha trabajado intensamente en la carga del Montevideo, barco que tiempo atrás navegara bajo el pabellón italiano con el nombre de Adamello. La intensificación de la guerra en el mar le sorprendió en el puerto uruguayo, donde fué anclado ante la imposibilidad de emprender viaje. Balanceándose suavemente en la pacibilidad de la bahí­a era un sí­mbolo de fuerza anulada; sus bodegas permanecí­an inútiles al lastre, en tanto los paí­ses americanos sufrí­an en su comercio y su vida económica por la falta de naví­os en que transportar sus materias primas y recibir otras imprescindibles para la vida de los pueblos. Esa situación se agrava paulatinamente pues los gobiernos totalitarios han hecho conocer su resolución de perseguir implacablemente a la marina mercante, sin distinción casi de nacionalidades, por medio de sus sumergibles. Sobreviene el auge de la guerra submarina. Los barcos de carga son torpedeados sin conmiseración. América debe defender su comercio, su nutrición, y se ordena en una acción conjunta de todo el continente la incautación de los barcos del Eje refugiados en los puertos americanos.


Asi es como el Adamello se ha transformado en el Montevidieo y un dí­a grávidas sus bodegas de cereales, carnes conservas, huevos, cueros y fertilizantes, por un total de 5998 toneladas se dispone a partir rumbo a Nueva York. El barco ha recobrado su prestancia; le protege la insignia de un paí­s laborioso y culto, cuyo anhelo inmediato es comerciar con sus hermanos americanos cumpliendo si la más material, también la más eficaz tarea de relación entre los pueblos. Entre estos pueblos americanos que recién por el ejemplo doloroso van aprendiendo que sólo es indestructible la más Á­ntima comunión espiritual.

Larga amarras

En la tarde del dí­a 9 de Febrero a las 18:00 horas, el Montevideo zarpa. Lentamente se aleja del muelle y gira enfilando la proa al mar abierto. Un núcleo reducido de personas, familiares casi todas ellas de los marinos, le contemplan agitando sus pañuelos en señal de despedida, gritando recomendaciones y haciendo esas frases sencillas que se cambian en estas ocasiones y que, en su intrascendencia ocultan el deseo de explayarse más Á­ntimamente y disfrazan a medias la verdadera y dolorida voz del corazón.

No es mayor el núcleo de personas que en apretado haz despiden a los tripulantes del Montevideo poque muchos de éstos no han querido participar ni a uss más Á­ntimos de la fecha de embarque. Esto es ya casi una tradición entre los marinos profesionales cuando deben hacer una travesí­a peligrosa porque el conocimiento del riesgo a que se exponen y la visión de esos seres entrañables que se pierden en la lejaní­a mientras el buque pone entre ambos una faja de agua cada véz más ancha, puede quebrantar la resolución más firme y hacer que el ánimo más sereno se deshaga en lágrimas. Así­ el Montevideo, cantando todas sus máquinas la canción del viaje cobra alas y abre una estela de espuma en el agua tornasolada de la bahí­a. Su dotación ha sido completada a último momento con el jovencito de 19 años, José Atilano González, grumete. Es el último en embarcarse y el destino le ha señalado ser el primero en perecer.

Por un borde de América

Bajo la guí­a segura del capitán José Rodrí­guez Varela el naví­o asciende lentamente por un borde de América rumbo al Norte. Sigue la ruta normal para la travesí­a entre el Plata y Nueva York que es el costeo del Brasil hasta el Atlántico Norte. Las primeras semanas de viaje transcurren sin novedad. los marineros novatos para los cuales es éste el primer viaje, se amoldan rápidamente a las exigencias de la vida de a bordo con la inteligencia y habilidad proverbial de criollos. Abunda entre ellos el elemento joven. Hermes Ramón Sarli, fogonista, tiene 20 años; Américo Rao, mozo,20; Nelson Rodrí­guez Varela, grumete, 20; José Atiliano González también grumete es el benjamí­n de la tripulación, cuenta con sólo 19 años; Camilo Saralegui, foguista, 23; Francisco Bení­tez, 20; Valentí­n Cabrera, 22.

Otros son más avezados. El Capitán Rodrí­guez Varela está magní­ficamente conceptuado en los cí­rculos navales. A su veteraní­a y experiencia recogida en muchos años de mar, une su bien calificada capacidad técnica, que le valió ser designado por el gobierno en una oportunidad no lejana y fresca aún por su resonancia en el ánimo de los lectores, jefe de la Comisión Naval que inspeccionó el Admiral Graf Von Spee con el objeto de determinar el tiempo necesario para su reparación cuando maltrecho y perseguido de cerca luego del famosos combate de Punta del Este acudió a refugiarse en nuestro puerto.

El primero y segundo oficial, Fermí­n Reparaz y José Pedro Natero son experimentados lobos de mar. Ernesto Michaelson, tercer oficial, no obstante su juventud, ha cimentado ya sólida fama como marino, pues su vocación es honda y sus conocimientos eficientí­simos se acreditan dí­a a dí­a con los estudios marí­timos que cultiva con rigor de disciplina. El resto de la tripulación, hombres jóvenes y maduros; maquinistas, marineros, foguistas, carboneros, telegrafistas y mozos de cocina, no va en zaga en cuanto a voluntad y buena disposición a la oficialidad. El material humano que tripula al ex Adamello es excelente. Todos ellos proceden de clases humildes, de la entraña del pueblo. Son parte de su robusta y valiente gayadura.

Tripulantes I

Imagen
Capitan
El capitán José Rodriguez Varela cuando se produjo el ataque de la nave encargada a su custodia supo cumplir con su deber. Marino experto y estudioso ya habí­a ejercido cargos de importancia.
Fué comandante del crucero Uruguay puesto que desempeño durante largo tiempo. Hombre estudioso y de gran vocación por su carrera, es un marino de relevantes condiciones.
La tripulación del Montevideo ha elogiado la actuación que le cupo durante el premioso momento del torpedeamiento.

Imagen
Primer oficial
Fermí­n Reparaz, el primer oficial del Montevideo es un veterano marino. Se condujo serenamente durante el salvataje y ayudó en todo lo posible a la tripulación.
Durante el viaje en el bote alentó sin cesar a los náufragos, como lo indica bien su actitud cuando se divisó un bulto en el horizonte. Fué entonces que Reparaz alentó y dirigió a los sobrevivientes a fin de llegar a lo que se suponí­a un buque. Era desgraciadamente, un bote con náufragos noruegos y así­ se desvaneció otra esperanza. pero el temple de Reparaz ya habí­a sido fijado por su frase: ¡A los remos muchachos y a trabajar con coraje!.


Imagen
Jefe de Máquinas Magiorino Bianchi y Teniente José Pedro Natero


Imagen
1er Maquinista M.Martinez y 4to Maquinista Aureliano Arroyo

Imagen
Radiotelegrafista
Orosimbo Machado (este es el abuelo de nuestro amigo Mario Machado) fué el jefe de la balsa en que lograron salvarse cuatro de los náufragos. Durante las incidencias de la noche trágica puso de manifiesto su entereza de ánimo y serena valentí­a.


Continúa....
JavierMoreira
 
Mensajes: 18
Registrado: Sab Feb 06, 2010 12:00 am

Re: Torpedearon al Montevideo

Notapor racta46 el Mié Feb 10, 2010 3:46 am

JavierMoreira escribió:Hola a todos, hace poco hice una....

:roll: que mala costumbre teneis de copiar/pegar articulos que ya llevan varios años circulando. está muy feo

un saludo
Imagen
Avatar de Usuario
racta46
 
Mensajes: 2873
Registrado: Lun Feb 27, 2006 6:33 pm

Re: Torpedearon al Montevideo

Notapor Orel el Mié Feb 10, 2010 9:38 am

Racta, Javier Moreiro dijo en su primer mensaje (exceptuando el de presentación):
Hola a todos, mi primer aporte a éste foro es un trabajo mí­o realizado en otro foro hace ya unos años

Se supone que será Shindler en aquél foro.
Escucha también el Podcast:
https://www.ivoox.com/podcast-portierramaryaire-podcast_sq_f1456223_1.html
Y tenemos Patreon para sostener y hacer crecer PTMYA:
https://www.patreon.com/portierramaryaire
Avatar de Usuario
Orel
Moderador
 
Mensajes: 34943
Registrado: Sab Sep 24, 2005 11:33 am
Ubicación: España, cerca del bocho

Re: Torpedearon al Montevideo

Notapor JavierMoreira el Mié Feb 10, 2010 3:33 pm

Hola a todos!!!

Pues así­ es, en ése foro soy shindler, en otros javier, en otros Admin y en otro Herr Direktor.
El de la Batalla del Rí­o de la Plata también lo publiqué en su momento ahi, y ahora quiero publicar aqui el del Graff Spee a fondo, pero estoy actualizándolo y realizando unos cambios para que sea diferente y original aqui. Por cierto si no me creen estoy dispuesto a demostrarlo.

Salu2
JavierMoreira
 
Mensajes: 18
Registrado: Sab Feb 06, 2010 12:00 am

Re: Torpedearon al Montevideo

Notapor JavierMoreira el Mié Feb 10, 2010 3:36 pm

Perdonen que responda en otro mensaje, pero quiero dejar algo en claro.
Hace años que hago investigaciones en el Museo Naval de Montevideo (Uruguay) sobre el Graf Spee y otros buques, cuento con gran cantidad de documentación y apuntes (por ejemplo copia de la ultima bitácora del Graf Spee en Alemán y en Castellano), lo digo para que no piensen que hago las cosas al aire.


Salu2
JavierMoreira
 
Mensajes: 18
Registrado: Sab Feb 06, 2010 12:00 am

Re: Torpedearon al Montevideo

Notapor Edu el Mié Feb 10, 2010 4:03 pm

Javier, bienvenido, gracias por aclarar las cosas y continúa con tu excelente trabajo. Siempre es agradable leer un trabajo que ha escrito un compañero de foro de su puño y letra.
¿Gran guerrero, dices? La guerra no le hace a uno grandioso (Yoda)
Avatar de Usuario
Edu
Moderador
 
Mensajes: 3895
Registrado: Lun Ago 06, 2007 10:05 pm
Ubicación: Madrid, a veces

Re: Torpedearon al Montevideo

Notapor Orel el Mié Feb 10, 2010 5:23 pm

¡Gracias Javier! :wink: Todo claro.
Escucha también el Podcast:
https://www.ivoox.com/podcast-portierramaryaire-podcast_sq_f1456223_1.html
Y tenemos Patreon para sostener y hacer crecer PTMYA:
https://www.patreon.com/portierramaryaire
Avatar de Usuario
Orel
Moderador
 
Mensajes: 34943
Registrado: Sab Sep 24, 2005 11:33 am
Ubicación: España, cerca del bocho

Re: Torpedearon al Montevideo

Notapor racta46 el Mié Feb 10, 2010 5:31 pm

:roll: ....Pues en ese caso no queda mas que pedir disculpas al citado.

saludos
Imagen
Avatar de Usuario
racta46
 
Mensajes: 2873
Registrado: Lun Feb 27, 2006 6:33 pm

Re: Torpedearon al Montevideo

Notapor JavierMoreira el Mié Feb 10, 2010 8:07 pm

No hay nada que disculpar, talvez el error fue mio al no decir dónde lo habí­a publicado, pensé que si lo hací­a incurrirí­a en el hecho de promocionar otro foro (cosa que no me gusta) pues conozco bastante del tema de foristas que promocionan dichos foros, en dónde lo escribí­ soy usuario hace ya tres años y además tengo mi propio foro bélico y sin embargo no lo publicito :nonono: Me disculpo yo. Por otra parte cuando pueda postearé el resto, es que quisiera antes cotejar algunos datos y para ello tengo que charlar con Mario (el nieto del extripulante). Y me falta tiempo, entre posts de medallas y condecoraciones, buques, psicologí­a y un gran etc. no se para donde agarrar, siempre me han dicho "de a poco chin (por shindler) que te va a dar algo" :mrgreen:

Gracias a todos y salu2
JavierMoreira
 
Mensajes: 18
Registrado: Sab Feb 06, 2010 12:00 am

Re: Torpedearon al Montevideo

Notapor armada62 el Mié Feb 10, 2010 8:32 pm

Gracias a ambos por dar una lección de sensatez y educación.
Da gusto. :wink:
Ornatus mei arma sunt requies mea pugnare
"Me gusta pensar que todo comenzó por los marinos....." Galileo Galilei
Imagen
Avatar de Usuario
armada62
Moderador
 
Mensajes: 4378
Registrado: Dom Abr 27, 2008 5:55 pm
Ubicación: Coruña

Re: Torpedearon al Montevideo

Notapor JavierMoreira el Dom Feb 28, 2010 9:00 pm

Continúo un tramo más, pues aún no me he contactado con OM para actualizar algunosdatos.

Zona de peligro

Sin novedad el buque corre por la ruta marí­tima marcada a una velocidad promedial de 12 nudos. Porto Alegre, Bahí­a y Rí­o de Janeiro han sido dejados atrás. La zona calurosa del trópico, que abochorna y escuece es traspuesta. El Montevideo toca Pernambuco y vira el famoso cabo, hombro que América arrima a Europa, y enfila resueltamente al norte en dirección a Haití­. El naví­o se interna en la zona que se podrí­a denominar pre-peligrosa. A bordo se extreman precauciones y ls disposiciones dictadas por el capitán son meticulosamente cumplidas, sin nerviosismo de ninguna clase, por parte de la tripulación. Se hacen bien visibles las insignias uruguayas y al llegar la noche las luces son apagadas.

Fuera de ello la vida a bordo no experimenta cambios. Con el correr de los dí­as se han estrechado entre los tripulantes lazos de amistad. La camaraderí­a y el compañerismo son virtudes comunes en el barco uruguayo que surca lejanos mares. Al caer la tarde, terminada la labor, los marineros, exceptuando aquellos que deben cumplir el turno de la noche, se reunen en grupos en alguna parte de cubierta.

En la rueda cordial se recuerda la partida; la ciudad natal y esa otra patria en pequeño que es el barrio. Se refieren anécdotas, (cada cual tiene las suyas) y a medida que el tiempo avanza, la muchachada, (que va como sorbiendo recuerdos del mate amargo que rueda calentito de mano en mano) se confí­a más libremente. La conversación se hace Á­ntima y confidencial. Se muestran retratos "de la viejita", "la patrona", "la novia" o "el pebete" y mientras a popa cada revolución de hélice con un sordo murmullo de espuma aleja un poco más tanta cosa querida, el milagro del pensamiento vuela en lí­nea recta a través de los mares y los bosques y se allega a lo recordado y teniéndole presente y vivo en la memoria le besa con cariño. El Montevideo ha hecho ya tres cuartas partes de camino. Se acerca a las aguas del Caribe, ruta obligada en que confluyen varias lí­neas de navegación.

Esa zona ha sido elegida por los submarinos nazis para desarrollar su criminal actividad. El Mar del Caribe está infestado de piratas nazis como antaño lo estuviera por piratas europeos, ingleses en su mayor parte. Pero entonces, en aquella época de la dorada América hispana, se combatí­a noblemente y difí­cilmente un ataque se efectuaba con saña y ferocidad contra un buque indefenso. El ataque nazi es ahora solapado. En la noche el submarino torpedea al buque sin previo avisio casi siempre y sin interesarse por la suerte de sus tripulantes se aleja en tanto las aguas engullen a la nave herida con su preciosa carga de existencias humanas.


La tragedia


Imagen
El mapa muestra el lugar del torpedeamiento y la posision de Haití­ en la ruta de navegación.

Sin vacilación el buque uruguayo se interna en la zona peligrosa. El dí­a 5 de Marzo, exactamente a los 27 dí­as de haber zarpado de su puerto de origen hace escala en Saint Thomas, puerto de las islas Ví­rgenes, con el fin de abastecerse de carbón. Los marineros bajan a tierra y recorren la pintoresca localidad, trabando rápida amistad con sus habitantes. Allí­ les precaven contra los peligros que les acechan. Al marinero uruguayo Giordanelli, por ejemplo, le aseguran que "volverí­an aquí­, seguramente, y quien sabe si todos...". A otros grupos de muchachos les narran un episodio reciente, según el cual un convoy fuertemente protegido fué completamente deshecho y dos dí­as después de haber zarpado de Saint Thomas regresaron sólo tres buques de los seis componentes del convoy. pese a tan desalentadoras noticias la muchachada uruguaya regresa a bordo decidida a afrontar la situación que se presente y confiando Á­ntimamente en salvar el paso peligroso. A las cinco de la tarde, poco antes de ser cerrado el puerto el Montevideo emprende la etapa de su viaje que debe llevarle directamente a Nueva York.

Se ha dictado una nueva norma de navegación. Durante las horas del dí­a el buque marcha en zig-zag y por las noches se hace a bordo una oscuridad absoluta, habiéndose prohibido hasta fumar, con el propósito de disimular la presencia del buque. Se escudriña ansiosamente el horizonte pero sin avistarse submarinos. El peligroso mar del Caribe va siendo surcado sin novedad durante cuatro dí­as. Una confianza creciente en la felicidad del viaje invade el pecho de los marinos. El dí­a 9 sin embargo, por la mañana, se consigna una desagradable noticia. A pocas millas de distancia ha sido entrevista una masa negruzca a flor de agua que desapareció rápidamente. Ese mismo dí­a, a las cuatro de la tarde, pero ahora mucho más cerca, de tal manera que ya no debe guardarse ninguna duda, emerge nuevamente esa masa que tiene ahora todas las caracterí­sticas del dorso de un submarino. Oficiales y marineros, agrupados en cubierta pueden comprobarlo. El submarino deja verse, pero ya nadie confí­a, pues supónese con toda lógica que el tiburón persigue a su presa navegando bajo agua.

Cae la noche. A las 19 y 20, aproximadamente, un grupo de nueve marineros reunidos en cubierta descansan luego de la faena diaria que ese dí­a ha sido más dura que de costumbre. Toman mate y comentan en animado tono la sorpresa que les ha deparado la jornada. Otro grupo se halla reunido en uno de los sollados. En las máquinas trabaja un turno de 15 hombres, que han de ser relevados a las 20 horas. Quienes deben deemplazarlos se levantan recién, luego de haber dormido varias horas, con el propósito de almacenar energí­as necesarias para afrontar la agobiante tarea nocturna. Se encuentra de turno en la cabina de transmisión el primer telegrafista Orosimbo Machado. El grumete José Atilano González, se halla en la cofa, cumpliendo su rol de vigilante. los minutos pasan y, no dando señales de vida el submarino desde hace algunas horas, gana poco a poco el ánimo de todos la confianza de haberle despistado.

La realidad desgraciadamente es otra, pues en ese momento el submarino pirata se ha acercado al Montevideo y amprado en las sombras le dirige un torpedo a su lí­nea de flotación. las 19 y 30. El destino ha marcado su hora. El proyectil asesino llega junto al barco uruguayo y explota.


Continúa...

Salu2
JavierMoreira
 
Mensajes: 18
Registrado: Sab Feb 06, 2010 12:00 am


Volver a Sección histórica

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 5 invitados