El mar en la guerra civil española

Todo sobre la Segunda Guerra Mundial y conflictos anteriores

Moderadores: poliorcetes, Lepanto, Orel, Edu

El mar en la guerra civil española - Sigue (VII)

Notapor manuelmas el Dom Dic 27, 2009 12:50 pm

Desde Abril no habí­a vuelto a publicar nada en este tema. Lo retomo ahora.

Finalizamos el año 1936. Los nacionales, a pesar de su enorme inferioridad numérica, han conseguido el vital dominio del Estrecho de Gibraltar, lo que les permite transportar las vitales tropas y suministros de Marruecos a la pení­nsula.

En el Norte, la flota nacional con sus exiguos medios, efectúa frecuentes bombardeos a la zona enemiga, y trata de bloquearla.

Y en el Mediterráneo, los activí­simos Cervera y Canarias (reforzados a finales de año por el Baleares, que llegó el 28 de Diciembre a Cádiz desprovisto de sus dos torres de popa) navegan constantemente, bombardean los puertos enemigos, capturan sin cesar mercantes que llevan armamento o vituallas, que pasan así­ a engrosar al ejército propio.

Los republicanos, con una enorme superioridad en buques, se encuentran embotellados en sus propios puertos, y apenas salen al mar. Tras los primeros meses de desorganización, contaban con los suficientes oficiales (entre los españoles fieles a la república, muy pocos en la armada, los simpatizantes con los nacionales no fusilados, los suboficiales ascendidos, y los asesores rusos, más algunos oficiales "mercenarios" europeos), como para dotar de mandos si no a todos los barcos, al menos a los suficientes como para derrotar ampliamente a los nacionales.

Pero les faltaba el factor decisivo en cualquier conflicto. El que - por encima de la disponibilidad de mejores o peores medios - decide la mayorí­a de las batallas, y es la "voluntad de victoria". Sin ella, ni el mejor y más abundante armamento proporciona garantí­as de ganar una guerra.

Se reorganiza por esas fechas la Marina nacional, como sigue:

Jefe de E. M.: Almirante Cervera (Cuartel General en Salamanca)

División de Cruceros, o Escuadra del Mediterráneo (cruceros Canarias y Cervera, pronto reforzada por el Baleares, el 28/12/36): Almirante Francisco Moreno (bases de Palma de Mallorca y Cádiz)

Escuadra del Cantábrico: Almirante Castro (acorazado España, destructor Velasco y varios "Bous" armados) - Base en El Ferrol

Escuadra de África: Almirante Ruiz Atauri (Cañonero Cánovas y varios barcos más pequeños) - Base en Ceuta.

Otro grave aspecto de la situación nacional era la escasez de barcos mercantes. La mayorí­a de ellos estaban en el otro bando, ya que al comienzo de la guerra, los comités de marineros se habí­an adueñado de los mismos.

Esta carestí­a de mercantes se hizo más agobiante a medida que el acierdo de "No Intervención" producí­a resultados.

Por consiguiente, la Marina Nacional hizo grandes esfuerzos para capturar mercantes enemigos. Como creo que ya he dicho en alguna otra ocasión, y basándome en los escritos del magní­fico marino y escritor naval LUIS DE LA SIERRRA, los nacionales consiguieron capturar o hundir cerca de 400 mercantes enemigos durante la guerra (unos 340 capturados, y cuarenta y tantos hundidos).

Mientras tanto, en el lado Republicano, continuaban las graví­simas disensiones en los buques entre comunistas por un lado, anarquistas por otro, y entre ambos y el resto de los marineros de la flota por otro, como reconoce el Comisario General Republicano para la Flota, Bruno Alonso.

Por último, ambos bandos necesitaban importar petróleo, gasolina, y combustible de aviación. Como quiera que todo esto no figuraba en la lista de "Contrabando de Guerra" del "Comité de No Intervención", podí­a ser importado libremente por ambos bandos en liza.

Para la República, los suministros vení­an de Francia, Rusia y Rumaní­a. Para los nacionales, el principal suministrador no era Alemania ni Italia... sino los Estados Unidos de América ¡¡¡ En efecto, la Texaco Company, perteneciente a un ferviente anticomunista americano, proporcionó a los nacionales cuanta gasolina y petróleo necesitaron durante toda la guerra, a crédito ¡¡¡
manuelmas
 
Mensajes: 170
Registrado: Mié Abr 15, 2009 5:05 pm
Ubicación: España

Re: El mar en la guerra civil española (VIII) - Año 1937

Notapor manuelmas el Dom Dic 27, 2009 1:19 pm

Al iniciarse el año, la situación militar, aunque en absoluto estática, habí­a alcanzado cierta estabilidad.

En torno a Madrid, de momento no habí­a más ataques importantes. En el Norte se mantení­a aparentemente firme la zona republicana. En el sur, desde que los nacionales habí­an consolidado sus conquistas iniciales, el frente permanecí­a estático. Ambos ejércitos trabajaban tenazmente, adiestrando nuevos ejércitos, fuerzas aéreas, y preparando las ofensivas de primavera.

Con este telón de fondo, proseguí­a inexorablemente la guerra en el mar. Sobre todo, las diferencias principales vení­an dadas por las actitudes de los mandos superiores de ambos lados, consecuencia de las circunstancias en las que se hallaban.

Como hemos visto antes, más que por falta de oficiales, la deficiente disciplina y la baja moral eran lo que más dañaba a la flota republicana (resultado del sistema de "comités rojos" en los barcos, y de los lamentables resultados en los encuantros habidos con el enemigo), neutralizando su aplastante superioridad numérica. En consecuencia, la estrategia era defensiva, permaneciendo los buques muchí­simo tiempo en puerto.

Un historiador naval español muy objetivo (Capitán de Naví­o Manera), critica a la Flota Republicana por no intentar siquiera perturbar el flujo de mercantes italianos transportando armas y tropas a Cádiz. Estos barcos tení­an que pasar cerca de Málaga (antes de su ocupación en Febrero del 37), y de Cartagena, y hubiera sido fácil atacarles.

El asesor naval soviético Kutzstazov regresó a su paí­s tras un año en España. Tuvo suerte. Fué bien recibido y llegó a ascender a Almirante. Otros compañeros suyos tuvieron menos suerte, y fueron "purgados" (bonito eufemismo de ejecutados o asesinados) por el padrecito Stalin al regresar a su paí­s.

Los nacionales, como siempre, compensaban su inferioridad con una actitud insuperablemente ofensiva. Sus buques estaban siempre en la mar, excepto como es lógico, cuando tení­an que efectuar reparaciones u operaciones de mantenimiento de cualquier clase. Ello mantení­a en constante tensión a los maquinistas, oficiales y marineros, que muchas veces, al borde del puro agotamiento fí­sico, rozaron el punto de ruptura. No obstante, como consecuencia de esa actividad frenética, la moral era elevadí­sima.

En el Sur, y dada la escasez de buques de guerra, los nacionales armaron a cuatro mercantes apresados a los republicanos. Dos de ellos, el Mallorca y el Jaime, tení­an viejas calderas de carbón, eran lentos y tení­an poca autonomí­a. Los otros dos, Lázaro y Puchol, aunque pequeños, tení­an modernos motores diesel, una gran autonomí­a, y se acondicionaron como... minadores¡¡¡

Estos cuatro barcos con base en Palma se mantuvieron patrullando entre Túnez y Sicilia, para ayudar a reforzar el bloqueo de la zona republicana. También se utilizaban - ante la escasez de mercantes propios - para transportar armas o suministros de vez en cuando. Los minadores no dejaron de efectuar misiones propias de esa clase de barcos.

El 4 de Enero, el Canarias y Cervera se hicieron a la mar para efectuar uno de sus habituales y atareadí­simos cruceros, que describo como ejemplo de lo que no pararon de hacer en toda la guerra: primero escoltaron un mercante con tropas de Cádiz a Melilla, y desde Melilla convoyaron a Palma cuatro pequeños patrulleros de alta mar.

Luego se dirigieron a la costa enemiga, y bombardean un puente cerca de Cullera (Valencia). Poco después, capturan al petrolero Campuzano (uno menos para el enemigo y una más para las fuerzas propias), y trasladan la valiosa presa a Ceuta. Al dí­a siguiente, bombardean Málaga, esperando a que saliera el destructor británico surto en puerto, y dos dí­as después, apoyan con sus cañones el avance nacional hacia Málaga, bombardeando Estepona.

Durante todas esas operaciones, la única oposición del enemigo era... aérea o de artillerí­a de costa, permaneciendo la temerosa flota republicana inactiva en Cartagena.
manuelmas
 
Mensajes: 170
Registrado: Mié Abr 15, 2009 5:05 pm
Ubicación: España

El mar en la guerra civil española. Piquetes armados naciona

Notapor manuelmas el Dom Dic 27, 2009 1:38 pm

Hagamos un inciso anecdótico sobre unos soldados que realizaron una guerra bien curiosa.

Como ya hemos dicho, la mayorí­a de los mercantes quedaron en el lado republicano, por que los comités de marineros se adueñaron de ellos.

Pero los que quedaron en el lado nacional - apenas un 20% del tonelaje mercante entonces disponible, según algunas fuentes, y aún menos según otras - fueron escoltados por piquetes armados de soldados de Infanterí­a de Marina (a veces), o de voluntarios del ejército de tierra, que garantizaban la vigilancia de los poco fiables - polí­ticamente hablando - marineros, y se encargaban de que cumplieran las órdenes de sus oficiales.

Esos piquetes ejercí­an una actividad constante de vigilancia, con guardias inacabables que se sucedí­an sin interrupción. Por supuesto que por muy cansado que eso pueda llegar a ser, para los soldados nacionales que lo hací­an habí­a dos actitudes: por un lado, los que deseaban combatir pronto pedí­an destino a los frentes en tierra. Pero para los que esa perspectiva no les ilusionaba demasiado, no era un mal destino.

Conocí­ una vez a uno de esos soldados. Era de los preferí­a no combatir, así­ que se tiró los tres años de guerra haciendo guardias de vigilancia de marineros mercantes, y estaba contento con su destino. Me contaba que eran solo seis soldados de infanterí­a de marina, a las órdenes de un cabo, los que escoltaban a los pocos oficiales del barco, que tení­a treinta y tantos marineros, a los que tení­an que vigilar constantemente.

No pegó tiros, y aunque hizo más horas de guardia que el palo de la bandera, comió siempre bien y no llegó a arriesgarse. Comentaba que otros compañeros suyos pidieron ser destinados al frente, donde algunos batallones de Infanterí­a de Marina combatí­an como fuerzas del ejército de tierra.

La Infanterí­a de Marina resultó vital para los nacionales, tanto porque su actitud al comienzo de la guerra les permitió hacerse con sus pocos buques, como por su no menos decisiva actuación para dominar las bases de El Ferrol y Cádiz, y por la menos espectacular pero imprescindible labor de vigilancia de la marinerí­a en los barcos mercantes durante la guerra.

Un Infante de Marina salvó un crucero para los nacionales, como narré en un post anterior, obteniendo la Laureada Individual.
manuelmas
 
Mensajes: 170
Registrado: Mié Abr 15, 2009 5:05 pm
Ubicación: España

Re: El mar en la guerra civil española - Cronologí­a 1936

Notapor manuelmas el Dom Dic 27, 2009 10:04 pm

Cronologí­a naval 1936

JULIO
Alzamiento en Africa
Extensión del Alzamiento a la Pení­nsula
Sublevaciones en los arsenales y bases
Ferrol y San Fernando para los nacionales, Cartagena y Mahón para los republicanos
Los principales buques, en manos republicanas. Primeras matanzas de oficiales
La flota republicana en Tánger. Protestas nacionales
Bloqueo republicano del Estrecho
Ataques republicanos a puertos nacionales del Sur
Comienzan las ayudas foráneas a los dos bandos
Actividad nacional en el Cantábrico
Submarinos republicanos, al Norte
Constitución de la Junta de defensa nacional. Un marino (Cap. de Naví­o Fco. Moreno), integrante de la misma
AGOSTO
Paso del Estrecho del Convoy de la Victoria
Primeros intentos internacionales de limitaciones de ayuda extranjera a ambos bandos
Continúan los asesinatos de oficiales en la zona republicana (Flota y buque prisión España nº 3)
Ejecuciones sumarias a suboficiales y marineros en zona nacional. Represalias republicanas.
Desembarco republicano en Mallorca
Continúa la actividad nacional en el Cantábrico
SEPTIEMBRE
Retirada republicana de Mallorca
Hundimiento del submarino B-6 por "BOUS" nacionales
La flota republicana sube al Cantábrico
Hundimiento del destructor Almirante Ferrándiz por el crucero Canarias en su primera singladura
El Cervera averí­a al Gravina
Dominio nacional del Estrecho, gracias a la actividad de sus cruceros
Incremento del puente aéreo desde Marruecos a la Pení­nsula
Intenso tráfico mercante republicano en los puertos mediterráneos, con los suministros de armas rusos que les permiten defender Madrid
OCTUBRE
Franco, nombrado Generalí­simo y Jefe del Estado nacional
La escuadra republicana regresa al Mediterráneo
Incursión del Canarias a la costa catalana
NOVIEMBRE
Colaboración de submarinos italianos con los nacionales
Continúa la guerra al tráfico mercante republicano
El Canarias, en aguas de Baleares
Torpedeamiento y averí­as al Cervantes por un sumarino italiano
Palma de Mallorca, acondicionada como base naval nacional desde la que atacar la costa Mediterránea
DICIEMBRE
Se incorpora el Baleares a la flota nacional
Creción de la flotilla del Estrecho (nacional)
Hundimiento del submarino C-3
Desaparción del submarino C-5
manuelmas
 
Mensajes: 170
Registrado: Mié Abr 15, 2009 5:05 pm
Ubicación: España

Flota española - Lo que era y pudo ser

Notapor manuelmas el Dom Dic 27, 2009 10:37 pm

En una de mis frecuentes divagaciones, apartándome del hilo cronológico, entro a hacer algunos comentarios sobre nuestra flota.

Es desastre de 1898 habí­a causado una profunda conmoción entre los polí­ticos y la sociedad española de entonces. Los marinos fueron lanzados a una lucha suicida, en la que nunca tuvieron ninguna oportunidad de vencer, ni siquiera de hacerlo ligeramente mejor de lo que lo hicieron, por unos polí­ticos ignorantes de la realidad militar de entonces.

Aunque algún dí­a comenzaré con el tema de la guerra del 98 en el mar, y de las correctí­simas actuaciones de nuestros almirantes Cervera en Cuna, y Montojo en Filipinas, solo mencionaré algunas palabras del enemigo respecto a Cervera (Capitán de Naví­o de la Armada norteamericana A. T. Mahan, reputado entonces como el mejor y más importante publicista naval del mundo), al referirse a la salida al mar de Cervera "y sus custro valientes naves", no vaciló en escribir estas hermosas frases:

"Sentenciado irremisiblemente por la locura o el falso orgullo nacional que se manifestaban en forma de presión polí­tica, sorda a todo juicio profesional y experiencia militar, así­, de esta suerte, se hizo a la mar el almirante".

Las primeras reacciones tras la guerra del 98 no favorecí­an, precisamente, el resurgir de la Marina. España quedaba en un estado latente de indiferencia naval (como tantas y tantes veces en nuestra historia), mientras su flota se reducí­a a un obsoleto, heterogéneo e inconexo puñado de buques.

Habrá que esperar a la llegada de Maura al poder, en un gobierno conservador, para que por fin se acometa un plan serio de construcciones navales (el plan Ferrándiz, de 1908).

Con el se ponen en grada, además de tres "destroyers", 24 minúsculos torpederos y cuatro cañoneros, los tres "mini" acorazados "España". Los España eran los acorazados más pequeños del mundo, con sus 15.700 tn, 8 cañones de 305 mm, y 19.5 nudos de velocidad. Muchos comentaristas navales han escrito que en lugar de tres acorazados de 15.700 toneladas, hubiera sido mejor construir dos de 23.000. De haber sido así­, cuando perdimos uno de ellos en acción militar en los años 20 (embarrancamiento en Cabo Tres Forcas, en la guerra de Marruecos), hubiésemos perdido el 50% de nuestros acorazados, en lugar del 33%.

Otro gobierno conservador (DATO), poner en marcha un segundo plan naval (1914), pero el estallido de la PGM lo hace inviable por la falta de suministro de cañones y direcciones de tiro inglesas (Vickers), lo que hace que en 1915 se modifique con tres cruceros, tres auténticos destructores, tres cañoneros, seis submarinos (los "B") y varios patrulleros. Más tarde, las enseñanzas de la PGM hacen incrementar las construcciones en dos cruceros más, tres destructores grandes, previsión de los seis submarinos clase "C", y varios buques menores.

Un tercer programa naval, en 1926 (General Miguel Primo de Rivera), pone en grada los dos excelentes cruceros pesados de 10.000 tn Canarias y Baleares, tres super-destructores más, y más buques auxiliares.

Así­ pues, en 1928, la flota española era la CUARTA de Europa (solo tras Inglaterra, Francia e Italia), y la SEXTA mundial (contando USA y Japón), con 70 buques y 125.000 toneladas de desplazamiento (lástima de la pérdida de un acorazado pocos años antes).

De este modo, cuando se proclama la República en 1931, nuestra flota sigue siendo estupenda, con dos acorazados, cinco cruceros (con dos más en construcción), siete grandes destructores (y otros siete en construcción), tres destructores normales, doce submarinos, y un equilibrado conjunto de buques auxiliares, aeronáutica naval, buques escuela, buenas y bien equipadas bases, y razonable artillerí­a de costa para defenderlas.

Algún experto de la época (el francés Edmond Delage) mantiene refiriéndose a nuestra flota que: "es una fuerza importante, con la que hay que contar para el equilibrio naval en el Mediterráneo".

En 1935, el gobierno de la CEDA quiso poner en práctica un nuevo plan de construcciones navales para actualizar la flota (entre otras mejoras, se pensaba en modernizar nuestro acorazaditos, aumentando su eslora en flotación, cambiando sus calderas por máquinas diesel, con lo que la velocidad hubiera llegado a unos muy decentes 23 o 24 nudos), y aumentando el ángulo de tiro de su artillerí­a de 305 mm, con lo que se hubiera aumentado su alcance efectivo varios miles de metros), pero las elecciones del 36 con el triunfo del frente popular paralizó el plan.

Así­ pues, cuando estalla nuestra guerra civil, la marina era con seguridad el más moderno y preparado de nuestros tres ejércitos de entonces.
manuelmas
 
Mensajes: 170
Registrado: Mié Abr 15, 2009 5:05 pm
Ubicación: España

Re: El mar en la guerra civil española

Notapor Lepanto el Lun Dic 28, 2009 11:40 pm

Algunos de los protagonistas

Imagen

Imagen

Imagen
sigue
¡¡ Además del foro, tenemos un podcast, óyelo !!
https://www.ivoox.com/podcast-portierra ... 223_1.html
Avatar de Usuario
Lepanto
Moderador
 
Mensajes: 9398
Registrado: Sab Feb 12, 2005 11:31 pm

Re: El mar en la guerra civil española

Notapor Lepanto el Lun Dic 28, 2009 11:41 pm

Imagen

Imagen

Imagen
sigue
¡¡ Además del foro, tenemos un podcast, óyelo !!
https://www.ivoox.com/podcast-portierra ... 223_1.html
Avatar de Usuario
Lepanto
Moderador
 
Mensajes: 9398
Registrado: Sab Feb 12, 2005 11:31 pm

Re: El mar en la guerra civil española

Notapor Lepanto el Lun Dic 28, 2009 11:42 pm

Imagen

Imagen

Imagen

sigue
¡¡ Además del foro, tenemos un podcast, óyelo !!
https://www.ivoox.com/podcast-portierra ... 223_1.html
Avatar de Usuario
Lepanto
Moderador
 
Mensajes: 9398
Registrado: Sab Feb 12, 2005 11:31 pm

Re: El mar en la guerra civil española

Notapor Lepanto el Lun Dic 28, 2009 11:44 pm

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
¡¡ Además del foro, tenemos un podcast, óyelo !!
https://www.ivoox.com/podcast-portierra ... 223_1.html
Avatar de Usuario
Lepanto
Moderador
 
Mensajes: 9398
Registrado: Sab Feb 12, 2005 11:31 pm

Re: El mar en la guerra civil española

Notapor manuelmas el Mar Dic 29, 2009 8:48 am

¡¡¡ Muchí­simas gracias por las fotos, Lepanto, son preciosas !!!
manuelmas
 
Mensajes: 170
Registrado: Mié Abr 15, 2009 5:05 pm
Ubicación: España

Re: El mar en la guerra civil española

Notapor cacostam1 el Vie Jun 15, 2018 2:48 pm

manuelmas escribió:Estimados amigos:

Tras repasar lo mejor que he sabido y podido los diferentes asuntos abiertos, tanto en la sección histórica como en la de navales, me parece que no he encontrado este tema. Si ya existe, por favor, redireccionadlo. Muchas gracias.

La mayorí­a de los escritores que tratan la guerra civil española como este blog de la guerra civil de españa en su conjunto tienden a soslayar casi por completo su faceta naval, tanto los pro-nacionales, como los pro-republicanos, como los supuestamente neutrales (casi todos anglosajones, y en realidad, bastante tendenciosos en su mayorí­a).

Como muy bien decí­a mi admirado Luis de la Sierra en varios de sus libros, la importancia del mar en la guerra civil española fué enorme. Los nacionales, a pesar de su gran inferioridad en buques, imprimieron desde el principio una actividad frenética a sus pocas unidades.

No solo consiguieron apresar más de 400 mercantes con suministros para el enemigo (por solo uno perdido por los nacionales en toda la guerra por los mismos motivos), bloquear con bastante eficacia las costas enemigas en diferentes fases de la guerra, y embotellar a la -autodenomidada - flota roja en puerto, sino que además colaboraron con numerosos bombardeos de sus cruceros a la guerra terrestre, entablaron batallas navales con frecuencia -forzosamente limitadas en sus efectos por la modestia de los medios empleados - y ejercieron el dominio del mar, negándoselo al adversario.

Por su parte, la república desperdició su enorme superioridad en medios navales, se autolesionó con en el exterminio de la mayor parte de la oficialidad, tiró por la borda el dominio del estrecho, tuvo una actitud dubitativa respecto a la zona de actuación de la flota al principio (norte / estrecho), no trató de golpear en batallas decisivas a la flota nacional, rehuyendo los enfrentamientos directos tanto como pudo, y en resumen, ofreció una lamentabilí­sima imagen militar.

En resumen, como en tantas cosas en la vida, y especialmente en temas militares; "hizo más quien quiso que quien pudo". Ese serí­a un resumen muy escueto de un tema que da para bastante.

En mi opinión, se podrí­a subdividir en:

- Los comienzos. Sublevación / alzamiento. Fuerzas de cada bando. Buques. Bases. Hombres.

- El estrecho. Primer convoy de la victoria.

- El norte. Una guerra naval dentro de la guerra naval. La pérdida del España. El Velasco: "hoy nos salvamos todos o morimos todos".

- La no intervención. Acciones de la flota británica en defensa de la libertad de comercio de sus mercantes, que sólo favorecieron a la república.

- Submarinos, todos republicanos. Sin oficiales, no te sumerjas. Ayudas italianas; submarinos "legionarios".

- Como hacer de la necesidad virtud en la flota nacional, ante la falta de unidades. Bous armados en el norte. Mercantes utilizados como cruceros auxiliares.

- La sovietización de la flota republicana.

- El Cervera, el Canarias y el Baleares. Como los cruceros deben actuar sin escolta de destructores. El Baleares, el crucero "clase York" de vida más efí­mera. El Canarias, el más longevo.

- La importancia de la colaboración aérea.

- El bloqueo naval a la zona republicana / roja. Mas de 400 mercantes caen en manos nacionales, por solo uno en las republicanas.

- El fiasco de Cartagena, con la guerra casia acabada, y la mayor pérdida de vidas en el mar para los nacionales, en un episodio casi marginal para el desarrollo de la guerra.

- Internamiento de la flora republicana / roja en Bizerta, y la recuperación de la misma por los nacionales.

- La mí­stica de la muerte en la flota nacional. Flechas navales, oficiales provisionales, cadetes prematuramente ascendidos, falangistas reconvertidos en marineros.

etc, etc, etc ...


Gracias por este aporte lo tomare para mi blog.
cacostam1
 
Mensajes: 2
Registrado: Mié Jun 13, 2018 8:39 pm

Re: El mar en la guerra civil española

Notapor Orel el Vie Jun 15, 2018 4:39 pm

Gracias por este aporte lo tomare para mi blog.

¿Y cuál es tu blog, cacostam1?
Avatar de Usuario
Orel
Moderador
 
Mensajes: 33202
Registrado: Sab Sep 24, 2005 11:33 am
Ubicación: España, cerca del bocho

Previo

Volver a Sección histórica

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 2 invitados