Historia de lo nuestro

Todo sobre la Segunda Guerra Mundial y conflictos anteriores

Moderadores: poliorcetes, Lepanto, Orel, Edu

Re: Historia de lo nuestro

Notapor Edu el Dom Jul 28, 2013 6:03 pm

Esto no es estrictamente militar, pero desde luego sí que es "lo nuestro". Reproduzco aquí el artículo que he publicado esta mañana en el blog "semosasi":

http://semosasi.blogspot.com.es/2013/07 ... -y-no.html

"Las cosas se hacen con el corazón y no se cuentan"

Imagen
Monumento a Ángel Sanz Briz en Zaragoza

En un país tan dado al olvido como éste no recordamos (como no puede ser de otra manera) la apasionante historia de un zaragozano que se la jugó, y de qué manera, para salvar la vida de 5.200 judíos, cuatro mil más que el famoso Oskar Schindler.

Imagen
Fotografía de Ángel Sanz Briz de la época

Ángel Sanz Briz, nacido en Zaragoza el 28 de septiembre de 1910, era un franquista convencido, que reverenciaba al dictador español y que luchó con los rebeldes durante la Guerra Civil. Había terminado sus estudios de Derecho y de la Escuela Diplomática.

Con estos antecedentes (y su más que probada fidelidad al régimen) fue destinado como ayudante del Encargado de Negocios de la Legación española en Budapest en 1942.
Recordemos: estamos en plena Segunda Guerra Mundial. La Alemania Nazi y la Unión Soviética se están zurrando de lo lindo por el Este de Europa y la primera no tardaría en empezar a perder terreno. Tanto que, en 1944, invaden Hungría, único país centroeuropeo que hasta entonces se había mantenido más o menos neutral.
Inmediatamente, el gobierno legítimo es reemplazado por uno pro-nazi, y el grupo fascista local, los "Flechas Rojas" logran una hegemonía no solo política, sino también social y paramilitar, colaborando con las fuerzas de ocupación.

Paralelamente, se inicia el mismo esquema de persecución y exterminio de los judíos que ya ocurría en el resto de la zona ocupada, desde Francia hasta Ucrania, quizá aún con mayor virulencia para recuperar el tiempo perdido.

Estos hechos indignan sobremanera a Sanz Briz y a su jefe, Miguel Ángel de Muguiro, que escribieron reiteradamente a Madrid poniendo en conocimiento los hechos que allí estaban ocurriendo.

Imagen

Ante el silencio cómplice del gobierno de Franco (que era aliado "de facto" de los alemanes, a pesar de su cacareada neutralidad), decidieron actuar por su cuenta. Eran incapaces de soportar los hechos injustos de los que eran testigos y que incluían (según una nota remitida a España el 25 de junio de 1944):

"Los judíos no podrán salir de sus casas más de 2 horas diarias y solamente por razón de actividades públicas o para realizar compras.
Queda prohibido a los judíos comunicarse por las ventanas.
En los refugios, habrá una sala para los judíos y otra separada para los vecinos, preferentemente en el lugar más seguro.
En los tranvías, los judíos solamente podrán ir en el segundo vagón.
Se prohíbe a los vecinos albergar a los judíos."


Los diplomáticos españoles recuperan un antiguo decreto de Primo de Rivera, de 1924 pero en ningún momento derogado, que concede automáticamente la nacionalidad española a todo judío sefardita (de origen español, descendiente de los expulsados por los Reyes Católicos en el siglo XV). El problema es que sefarditas en Hungría había muy, muy pocos. Menos de doscientos.

Muguiro, no obstante, no se deja vencer por esa contrariedad e interviene personalmente para detener un tren con 500 niños rumbo a Polonia, a los campos de exterminio. Sabiendo que iban a ser asesinados en cuanto llegasen, se la juega para conseguir visados para todos y despacharlos a Tánger, entonces bajo jurisdicción española.
Esa acción enfureció de tal manera a los alemanes y a los fascistas húngaros que el hombre fue expulsado del país inmediatamente, quedándose Sanz Briz como jefe de la Oficina... El problema es que estaba tan en el "ajo" como su antecesor.

El zaragozano consigue que el gobierno magiar le autorice a extender doscientos pasaportes con los que autorizar el traslado de los sefardíes, pero eso no era suficiente: entre que no encontraba descendientes de españoles y las injusticias y crueldades que veía hacia los semitas cada vez que salía a la calle, sabía que tenía que actuar de otra manera.
Así, empezó a interpretar de manera creativa el decreto de 1924: primero a los sefarditas. Después, a aquellos que tuvieran algún pariente en la Península. Posteriormente, al que hablase algo de castellano. Al final, a todo el que pudo buscarle alguna conexión, aunque fuera ficticia, con España.
De esta manera, los 200 pasaportes se le quedaron cortos enseguida. ¿Qué podía hacer para estirarlos? Pues, de nuevo, pensar creativamente: lo primero fue hacerlos servir para familias enteras en vez de para individuos. Cuando aún así hacía corto, empezó a crear series, de manera que cada número se podía alargar indefinidamente. Su único cuidado era que ningún pasaporte superase la fatídica segunda centena.

Imagen
Ejemplo de pasaporte familiar expedido por Sanz Briz


Finalmente, Sanz consiguió un compromiso de su gobierno: los judíos podrían entrar en España, siempre y cuando no se quedasen en ella. El destino de los afortunados acabaría siendo Portugal y, en mayor medida, Argentina. El problema era sacarlos de Budapest, con las comunicaciones comprometidas por la guerra y sin nadie que quisiera hacerse cargo de "escoria judía".

Naturalmente, los alemanes y los húngaros no eran tontos e intentaban adelantarse a los movimientos de Sanz Briz, robándole a los refugiados por los pelos, entrando en las casas y mandándolos, incluso andando, a los campos de concentración de Austria.

El encargado de negocios, entonces, hizo un movimiento más audaz y más arriesgado: con sus propios ahorros, alquiló siete edificios enteros en el centro de Budapest y los denominó "Anejo de la Legación Española", con grandes carteles en húngaro y alemán. Para rematar, colgó una gigantesca bandera delante de cada uno. Así, se convirtió en "territorio español", a salvo de las razzias de los nazis.

El truco funcionó solo a medias y varias veces, en mitad de la noche, incluso a medio vestir, Sanz Briz tuvo que acudir a toda prisa porque los Flechas Rojas o las SS estaban llevándose a "sus" protegidos. En esas ocasiones, el portero, un no judío empleado de la Legación, le llamaba por teléfono.

Ante el avance de las tropas soviéticas, el 30 de noviembre de 1944, Madrid ordena a Sanz Briz que abandone el país, lo que hace con pesar, alojándose en Berna (Suiza), desde donde siguió alertando del exterminio judío y escribió un informe en el que hacía un minucioso recuento: 5200 personas se habían acogido a su protección.
Sin embargo, en Hungría, en cuanto el joven diplomático cruzó la frontera, entraron a tropel en sus "casas protegidas".
Aquí entra en acción otra persona. Giorgio Perlasca, italiano, veterano de la Guerra Civil y desertor del Ejército italiano tras su capitulación ante los aliados en 1943.

Imagen
Giorgio Perlasca

Había trabajado con Briz desde que llegó a Hungría y, hasta que la ciudad fue tomado por la URSS el 16 de enero de 1945, sustituyó y hasta suplantó al español, logrando de esta manera contribuir a la salvación de 5200 inocentes. De ellos, se calcula que solo 200 fueron sefarditas.

Por estos hechos, Sanz Briz jamás recibió reconocimiento alguno en España. Tampoco su antecesor, Miguel Ángel de Muguiro. Perlasca, por su parte, sí fue homenajeado en su país (en el que, causalidades del destino, Sanz Briz fue embajador hasta su fallecimiento en el año 1980).

Cuando la periodista Paloma Gómez Borrero, que había oído a Perlasca elogiar a su antiguo jefe, le preguntó a Sanz Briz por qué nunca había dicho nada, éste, simplemente, respondió "las cosas se hacen con el corazón y no se cuentan".

Este héroe sí que recibió reconocimientos fuera de España. En Israel está nombrado "Justo entre las naciones", el título de más honor que puede recibir un "gentil".

FUENTES:
"Un español frente al Holocausto" -Diego Carcedo. Ed Temas de Hoy, 2000.
Documental "Angel Sanz Briz, el Schindler español", Antena 3 2011 http://www.youtube.com/watch?v=sMsVwSrfyeg
Wikipedia: Angel Sanz Briz
http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%81ngel_Sanz_Briz
Wikipedia: Georgio Perlasca
http://en.wikipedia.org/wiki/Giorgio_Perlasca
Wikipedia: Miguel Ángel de Muguiro
http://es.wikipedia.org/wiki/Miguel_%C3 ... de_Muguiro
¿Gran guerrero, dices? La guerra no le hace a uno grandioso (Yoda)
Avatar de Usuario
Edu
Moderador
 
Mensajes: 3893
Registrado: Lun Ago 06, 2007 10:05 pm
Ubicación: Madrid, a veces

Re: Historia de lo nuestro

Notapor Orel el Dom Sep 01, 2013 12:49 pm

¿Para qué Piratas del Caribe si tenemos aventuras rodeadas de misticismo en nuestra Historia mismamente, jeje?
El día que la Armada española derrotó a los samuráis japoneses
21/08/2013

A finales del siglo XVI, la marina española se convirtió en la primera y única flota occidental en derrotar a estos fieros guerreros nipones
...
Estas batallas suponen la única evidencia histórica de un enfrentamiento armado entre europeos y samuráis.
...
Desde entonces los samuráis llamaron a los infantes de marina españoles «wo-cou» (peces-lagarto), en reconocimiento a la audacia con la que habían luchado y vencido en los Combates de Cagayán.

http://www.abc.es/tecnologia/redes/2013 ... hI.twitter
http://es.wikipedia.org/wiki/Combates_de_Cagay%C3%A1n
Avatar de Usuario
Orel
Moderador
 
Mensajes: 36839
Registrado: Sab Sep 24, 2005 11:33 am
Ubicación: España, en el bocho

Re: Historia de lo nuestro

Notapor Aprendiz el Mié Ene 22, 2014 8:21 pm

Un poco de nuestra historia:

La épica travesía del navío «Glorioso»
Publicado por Agustín Ramón Rodríguez González el ene 20, 2014

En las postrimerías de la misma guerra en que Don Blas de Lezo se cubrió de gloria y éxito en la defensa de Cartagena de Indias, un solitario navío español iba a protagonizar una travesía verdaderamente épica, con pocas comparables en la historia mundial de la guerra naval, si es que hay alguna.

Se trataba del “Glorioso”, un navío de 70 cañones, construido en La Habana en 1740, grande y fuerte como eran los buques españoles de entonces, buena plataforma artillera y bien dotado para las duras travesías atlánticas, pero también, como solía pasar en el diseño español, ni muy veloz, ni muy maniobrable. Lo mandaba por entonces D. Pedro Mesía de la Cerda, cordobés de nacimiento, caballero de la Orden de Malta y un probado veterano de muchas campañas y combates navales. Su misión era traer a España cuatro millones de pesos duros en plata americana, superando el bloqueo de las muy superiores escuadras británicas.

A la altura de la isla de Flores, en las Azores, se avistó un numeroso convoy enemigo, escoltado por el navío “Warwick” de 60 cañones, la fragata “Lark” de 44 y un paquebote de 20, todos al mando del comodoro John Crooksanks, quien adivinando una magnífica presa, dejó el convoy al cuidado del pequeño y se lanzó con la fragata y el navío a la caza del buque español.

La fragata se adelantó, confiando en averiar el aparejo del español y retrasarle, dando así tiempo al “Warwick” para acercarse y rematarle. Era ya de noche, pero con luna llena y tan clara, que los enemigos combatían casi como a la luz del día. Pero las cuentas les salieron mal a los atacantes, pues el “Glorioso” dejó a la fragata tan gravemente averiada que se tuvo que retirar del combate, y luego hizo lo propio con el navío, que perdió su palo mayor y el mastelero de trinquete, debiendo retirarse vencidos y avergonzados los atacantes. Tal vez Mesía pudo haberlos rematado, pero sus órdenes eran estrictas y nada debía distraerle de su misión principal comprometiéndola: la de llevar el vital tesoro a España.

Las recriminaciones entre los vencidos fueron amargas, pero peor aún fue que el comodoro inglés fue sometido a un duro juicio por el Almirantazgo y separado del servicio por su evidente incapacidad.

El “Glorioso”, hechas las reparaciones más urgentes, divisó la costa de Finisterre pocos días después, el 14 de agosto, pero topándose nuevamente con una agrupación británica: el navío “Oxford” de 50 cañones, la fragata “Sorehan” de 24 y la corbeta “Falcon” de 14, que inmediatamente se lanzaron contra el solitario “Glorioso”, pensando que sería presa fácil para los tres. Pero tuvieron nuevo chasco, pues y pese a sus daños y bajas anteriores, el navío español los rechazó contundentemente, dando fondo en Corcubión dos días después y cumpliendo su misión, pues allí descargó el tesoro. Otra vez los capitanes británicos fueron sumariados y sufrieron las consecuencias en sus carreras.

En el pequeño puerto no se podían hacer más que reparaciones muy sumarias, y aunque el bravo “Glorioso” había perdido su bauprés, tenía el velamen, aparejo y jarcia muy dañados y la popa acribillada por sus enemigos, se preparó como pudo para llegar a Ferrol, pero su dañado aparejo y los vientos contrarios se lo impidieron tras varios intentos y le hicieron optar por arrumbar al sur, hacia Cádiz.

A la altura del Cabo de San Vicente, la tarde del 17 de octubre, le atacaron cuatro fragatas corsarias al mando del comodoro George Walker, una poderosa agrupación que sumaba 120 cañones y casi mil hombres entre todas. La insignia “King George” se adelantó y trabó combate con el navío español. Nunca lo hubiera hecho: pues a las primeras andanadas del “Glorioso”, perdió su palo mayor, dos cañones desmontados, siete muertos y numerosos heridos, debiendo retirarse inútil del combate. Las otras tres quisieron vengar a su jefe y atacaron a su vez, pero ya prevenidas, lo hicieron desde lejos.

A reforzarlas vino el navío “Darmouth”, de 50 cañones, que se lanzó a combatir a corta distancia, el resultado fue que, víctima del fuego español, voló por los aires, salvándose solo 14 hombres de su dotación de 300. Pero en un despiadado relevo, se acercó entonces el “Russell”, de 80 cañones, respaldado por las tres fragatas restantes.

Pese a todo ello, el “Glorioso” aguantó luchando hasta el amanecer del día siguiente, cuando ya sin palos, hundiéndose, consumidas las municiones y toda posibilidad de resistencia, con 33 muertos y 130 heridos en su dotación, averías y bajas que se sumaban a las de los anteriores combates, estando el resto de los hombres agotados por un combate de tantas horas, tuvo que rendirse. Tal era su estado que los ingleses no pudieron aprovechar su casco y lo desguazaron en Lisboa.

Los asombrados británicos trataron tan cortés como caballerosamente a Mesía y a sus hombres, maravillándose de que un aislado navío se hubiera batido sucesivamente con toda una escuadra de cuatro navíos, hundiendo a uno y averiando seriamente a dos más, y a siete fragatas, dejando al menos a dos gravemente averiadas. Toda una muestra de la pericia y el valor de los marinos españoles, que solo sucumbieron al aplastante número de sus enemigos. Sin olvidar el decisivo hecho de que habían cumplido escrupulosamente su misión de traer el tesoro.

Don Pedro Mesía llegó a Teniente General de la Armada y a ser Virrey de Nueva Granada, muriendo en Madrid en 1783. Su heroica campaña le valió la admiración de muchos, reflejando el propio Cadalso en sus “Cartas Marruecas” los hechos.

Hechos que, sin embargo, han permanecido prácticamente olvidados hasta que los trajimos a la luz, en nuestro trabajo “Victorias por mar de los españoles”, mereciendo luego incluso un gran artículo en el Semanal del ABC de D. Arturo Pérez Reverte.

Así eran entonces nuestros marinos, pese a una auténtica “leyenda negra” que nos los muestra muy distintos y que parece haber calado hondo, en abierta contradicción con los hechos históricos probados y la propia documentación y juicios británicos de entonces.



http://abcblogs.abc.es/espejo-de-navegantes/2014/01/20/la-epica-travesia-del-navio-glorioso/


¿Y esto porque no se enseña en los colegios?
La experiencia sólo es útil cuando sirve para mirar hacia adelante
Aprendiz
 
Mensajes: 557
Registrado: Jue May 11, 2006 6:24 pm
Ubicación: Al norte del sur, en la tierra del ronquio

Re: Historia de lo nuestro

Notapor Orel el Mié Ene 22, 2014 9:23 pm

:c2
Avatar de Usuario
Orel
Moderador
 
Mensajes: 36839
Registrado: Sab Sep 24, 2005 11:33 am
Ubicación: España, en el bocho

Re: Historia de lo nuestro

Notapor dblog el Jue May 07, 2015 9:56 am

En esta entrada quiero colgar esta ilustración de factura propia del caza Nieuport 52 con el numeral 12-66 para introducir una referencia gráfica al primer puente aéreo de la Historia Militar, pues este avión, pilotado por Ramón Senra sirvió como escolta innecesaria a los aviones de transporte que fueron trasladando legionarios y regulares desde el Marruecos español a Sevilla, Jerez y Algeciras. Una vez más, España fue la vanguardia en la aplicación de innovaciones militares para sortear brillantemente problemas de difícil solución por vía convencional. En nuestro caso se trataba de eludir el bloqueo naval del Estrecho de Gibraltar impuesto por el Gobierno de la República a las fuerzas sublevadas en África para impedir su paso a la Península. Sin embargo, el total desentendimiento del frente aéreo creado por el reciente desarrollo de la aviación, permitió a Franco trasladar sus tropas impunemente ante las mismísimas barbas de la Flota republicana.


Imagen
dblog
 
Mensajes: 96
Registrado: Jue Ago 07, 2014 10:51 am

Re: Historia de lo nuestro

Notapor Kalma el Lun Feb 27, 2017 1:28 pm

Igualmente, aunque no es historia militar, me ha parecido bastante interesante esta entrevista. Como me ocurre a menudo, no se muy bien donde ponerla :oops: http://cultura.elpais.com/cultura/2017/ ... 28784.html
Avatar de Usuario
Kalma
 
Mensajes: 273
Registrado: Mié Dic 20, 2006 7:20 pm

Re: Historia de lo nuestro

Notapor PelotonRueda el Lun Feb 27, 2017 8:47 pm

Buenas.
Kalma escribió:me ha parecido bastante interesante esta entrevista

"...En cambio, el imperio español fue un milagro: 300 años de paz en un territorio de 20 millones de kilómetros cuadrados con gente diversa. Eso sí, aquí todos pensando en los indios que murieron en América mientras nadie se acuerda de los horrores de la época de Leopoldo II en Congo, la presencia de los ingleses en China o a la responsabilidad del imperio británico en la hambruna irlandesa… Por encima de eso hemos pasado de puntillas..."

El problema es que Hollywood sabe comer el tarro, y eso va a misa. :twisted:

Saludos.
¡ No quiero soldados, quiero guerrilleros !
Avatar de Usuario
PelotonRueda
 
Mensajes: 3594
Registrado: Dom Nov 21, 2010 3:45 pm

Re: Historia de lo nuestro

Notapor Tercio norte el Mar Jul 04, 2017 11:39 pm

http://www.defensa.com/espana/homenaje- ... oles-baler

Homenaje de Filipinas a los heroes de Baler, en memoria a ellos el 30 de junio es en Filipinas el dia de la amistad hispano-filipina.

Y que quitando 4 frikis de esto (al menos hasta la pelicula) nadie sepa ni quiera saber de esta u otras gestas o momentos gloriosos de nuestra historia..... :cry: nunca entendere porque parece que tenemos vergüenza de nuestra historia :a7
si vis pacem para bellum
Tercio norte
 
Mensajes: 2190
Registrado: Lun Dic 21, 2015 7:52 pm

Re: Historia de lo nuestro

Notapor Caffran el Jue Feb 27, 2020 5:12 pm

Si alguno sois del norte o pensáis pasar por Asturias estas vacaciones, es muy recomendable la visita al museo del Cuetu, tiene mucho material de la Guerra Civil (tanto original como réplicas) desde vehículos blindados hasta proyectiles de artilleria. La visita guiada que organizan los domingos es muy interesante. Especialmente reseñable es la réplica del Trubia A4.
https://www.facebook.com/AtlanticaXXII/ ... 780022642/
https://www.facebook.com/museoelCuetu/? ... nf&__xts__[0]
Caffran
 
Mensajes: 32
Registrado: Dom Oct 06, 2019 7:32 pm

Previo

Volver a Sección histórica

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados