Submarinos

Fuerzas navales de todo el mundo y elementos que las componen

Moderadores: poliorcetes, Lepanto, Orel, Edu

Re: Submarinos

Notapor Kique el Vie May 08, 2020 7:52 am

Los túneles submarinos de Cartagena
https://elsubmarinoperal.wordpress.com/ ... ssion=true

Imagen

Cartagena es una ciudad que siempre sorprende, basta pasear por la bocana de su puerto o circular por la carretera que discurre entre el Espalmador Grande para que inmediatamente nos llame la atención lo que parecen dos grandes túneles horadados en la roca; cercanos a uno de los fortines que hicieran temible la entrada a la trimilenaria para quienes vinieran en son de guerra.

Estos túneles son visibles desde prácticamente cualquier lugar del puerto, y durante muchos años fueron también recalada para el barco del “capitán maravillas”, una modesta lancha que los cartageneros ya talluditos recordarán, desde la que su avispado patrón mostraba a los turistas, a cambio de unas monedas, las excelencias del puerto de Cartagena. Hasta donde la vista alcanzara, podían ver también la airosa estampa de los buques de su legendaria Marina de Guerra, los barqueos y en general los movimientos portuarios.

Tras el asombro inicial, la pregunta que invariablemente todos se hacían es qué hacían allí esos túneles, para qué servían.

La idea original de construcción de los túneles submarinos de Cartagena vino asociada a las experiencias militares de la II Guerra Mundial; los sólidos búnker de cemento alemán, sus tremebundas barreras antitanque y en general aquel tipo de fortificaciones llamaron aquí poderosamente la atención, imaginando que si habían tenido éxito en la defensa teutónica mejor aún se podría componer en un enclave de fortaleza natural el puerto de Cartagena, en otras palabras: si para aquellos había sido tan provechoso el hormigón alemán, la roca española del monte de Galeras no le iría a la zaga.

El destino proyectado para estos túneles era básicamente servir de refugio a los buques submarinos en caso de bombardeo de la aviación. Sus corredores debían ser además ser lo suficientemente amplios como para establecer servicios de talleres y permitir la entrada y salida en navegación hacia dentro y fuera del puerto.

Fue así como, en la década de 1.940, el ministerio de Marina encomendó las obras al entonces llamado Consejo Ordenador de Construcciones Navales Militares, “el Consejo”, como popularmente se llamaba en Cartagena a los sucesores, desde 1.940, de la antigua “Sociedad Española de Construcción Naval”.

Por razones ordenancistas el Consejo Ordenador fue disuelto en 1.946; tomándole el relevo la no menos sobresaliente “Empresa Nacional Bazán de Construcciones Militares S.A.”, integrándose ésta última en el Instituto Nacional de Industria.

Durante el tiempo que duró su ejercicio, el Consejo demostró trabajar con entrega y considerables dosis de imaginación, pero la Ley de 11 de mayo de 1.942 puso a Bazán en la línea de salida para tomar el testigo de lo que en adelante sería una nueva era para la construcción naval.

La Sección de “Obras Civiles e Hidraúlicas” de la Empresa nacional Bazán fue desde ese instante la encargada de perforar y adecuar los túneles, o lo que es lo mismo, la responsable inmediata de que la fantástica roca se horadase hasta conseguir que la construcción de dos grandes túneles para refugio de submarinos se convirtiera en realidad. Dos túneles refugio que además de inexpugnables debían construirse paralelos y comunicados interiormente. El director de las obras fue Mariano R. Millán Valdés, actuaba como empresa subcontratada “Entrecanales y Távora” y asesoraba como encargado del Consejo Alberto Conesa Sánchez-Osorio.

El hecho que se hubieran de perforar al nivel del mar tampoco facilitaba nada las cosas, pero pese a los inconvenientes la obra se llevó a cabo con éxito: los túneles fueron una realidad de doscientos metros de longitud por dieciséis metros de ancho cada uno, y se dispusieron para que hasta su interior pudieran penetrar los submarinos navegando en superficie. A ambos lados de las fosas de atraque se construyeron muelles, y dentro de los túneles –a través de un sencillo pero eficaz sistema de raíles y pescantes– los submarinos podrían recibir pertrechos y apoyos.

Sin que se conozca muy bien la razón, las obras de remate quedaron paralizadas en 1.954 tras ser firmados los primeros acuerdos de ayuda mutua hispano-estadounidense y aceptarse sus condiciones. Poco después de aquellos convenios bilaterales aparecieron nuestros primeros radares y sonares –elementos revolucionarios para la moderna detección naval– y junto a ellos el desarrollo de la táctica antisubmarina y los Centros de Información y Combate.

Una maqueta de esta gran obra de ingeniería estuvo colocada durante mucho tiempo en el vestíbulo de las oficinas generales de la Empresa Nacional Bazán de Cartagena, hasta que tristemente el tiempo desplazó la muestra de aquél lugar y el abandono acabó entoldando el recuerdo de su existencia.

Entrados los años setenta, agotada por completo la razón que puso en marcha la construcción de los túneles submarinos, tras haber gastado no poco dinero y esfuerzo en una obra faraónica, el Gobierno abandonó el proyecto de los túneles y ordenó cegar la entrada submarina a las fosas, que desde entonces quedaron terraplenadas. A la entrada de las fosas se estableció una gran explanada de tierra firme, compactada y allanada para junto a ella pasar una carretera.

Llegada la calma, las inmediaciones de aquello se convirtieron en asentamiento industrial para la empresa de desguaces “José Navarro Francés”; chatarrrero que casi inmediatamente llenó los alrededores con el despiece de buques y piezas de chatarra al que durante muchos años hemos estado acostumbrados. Porque aquello fue durante mucho tiempo, sin dejar nunca de ser zona militar, un paisaje caótico de viejas marinas varadas en tierra, tristes, ruginosas a la espera de comprador, sin haber podido alcanzar el glorioso último destino de tantos otros buques: descansar sobre los profundos reinos de Neptuno.

Finalmente los túneles fueron utilizados como almacén de material logístico del Arsenal de Cartagena, y allí iba a parar algún material.

Pudo haber sido fantástico ver ocultarse aquellas naves; románticas fantasías de artilugios que resolvían con ingenio mecánico problemas fundamentales, mientras esos tiburones con entrañas de acero que son los submarinos operaban en el misterioso mundo de bajo las aguas.

De aquellos túneles refugio hoy queda solo un paisaje inconcluso y en su interior una selva de objetos y presencias de viejas flotas de guerra, reliquias marineras y piezas varias al abrigo del puerto a quien los de Cartago dieron nombre, calor y arrimo para cuantos hombres y mujeres han vestido el botón de ancla.

Vicente Cepeda Celdrán
Avatar de Usuario
Kique
 
Mensajes: 1875
Registrado: Dom Dic 02, 2018 12:11 am

Re: Submarinos

Notapor Kique el Mié May 13, 2020 11:02 am

Australian companies awarded subcontract for Future Submarine subsystems design work
Two Australian companies have signed subcontracts with Safran for the design of key subsystems aboard the future Attack-class submarines of the Royal Australian Navy.

https://www.navalnews.com/naval-news/20 ... sign-work/
Avatar de Usuario
Kique
 
Mensajes: 1875
Registrado: Dom Dic 02, 2018 12:11 am

Re: Submarinos

Notapor Kique el Jue May 14, 2020 10:36 am

Avatar de Usuario
Kique
 
Mensajes: 1875
Registrado: Dom Dic 02, 2018 12:11 am

Re: Submarinos

Notapor yasiw el Jue May 14, 2020 11:02 am

Kique escribió:Los túneles submarinos de Cartagena
https://elsubmarinoperal.wordpress.com/ ... ssion=true

Imagen

Cartagena es una ciudad que siempre sorprende, basta pasear por la bocana de su puerto o circular por la carretera que discurre entre el Espalmador Grande para que inmediatamente nos llame la atención lo que parecen dos grandes túneles horadados en la roca; cercanos a uno de los fortines que hicieran temible la entrada a la trimilenaria para quienes vinieran en son de guerra.

Estos túneles son visibles desde prácticamente cualquier lugar del puerto, y durante muchos años fueron también recalada para el barco del “capitán maravillas”, una modesta lancha que los cartageneros ya talluditos recordarán, desde la que su avispado patrón mostraba a los turistas, a cambio de unas monedas, las excelencias del puerto de Cartagena. Hasta donde la vista alcanzara, podían ver también la airosa estampa de los buques de su legendaria Marina de Guerra, los barqueos y en general los movimientos portuarios.

Tras el asombro inicial, la pregunta que invariablemente todos se hacían es qué hacían allí esos túneles, para qué servían.

La idea original de construcción de los túneles submarinos de Cartagena vino asociada a las experiencias militares de la II Guerra Mundial; los sólidos búnker de cemento alemán, sus tremebundas barreras antitanque y en general aquel tipo de fortificaciones llamaron aquí poderosamente la atención, imaginando que si habían tenido éxito en la defensa teutónica mejor aún se podría componer en un enclave de fortaleza natural el puerto de Cartagena, en otras palabras: si para aquellos había sido tan provechoso el hormigón alemán, la roca española del monte de Galeras no le iría a la zaga.

El destino proyectado para estos túneles era básicamente servir de refugio a los buques submarinos en caso de bombardeo de la aviación. Sus corredores debían ser además ser lo suficientemente amplios como para establecer servicios de talleres y permitir la entrada y salida en navegación hacia dentro y fuera del puerto.

Fue así como, en la década de 1.940, el ministerio de Marina encomendó las obras al entonces llamado Consejo Ordenador de Construcciones Navales Militares, “el Consejo”, como popularmente se llamaba en Cartagena a los sucesores, desde 1.940, de la antigua “Sociedad Española de Construcción Naval”.

Por razones ordenancistas el Consejo Ordenador fue disuelto en 1.946; tomándole el relevo la no menos sobresaliente “Empresa Nacional Bazán de Construcciones Militares S.A.”, integrándose ésta última en el Instituto Nacional de Industria.

Durante el tiempo que duró su ejercicio, el Consejo demostró trabajar con entrega y considerables dosis de imaginación, pero la Ley de 11 de mayo de 1.942 puso a Bazán en la línea de salida para tomar el testigo de lo que en adelante sería una nueva era para la construcción naval.

La Sección de “Obras Civiles e Hidraúlicas” de la Empresa nacional Bazán fue desde ese instante la encargada de perforar y adecuar los túneles, o lo que es lo mismo, la responsable inmediata de que la fantástica roca se horadase hasta conseguir que la construcción de dos grandes túneles para refugio de submarinos se convirtiera en realidad. Dos túneles refugio que además de inexpugnables debían construirse paralelos y comunicados interiormente. El director de las obras fue Mariano R. Millán Valdés, actuaba como empresa subcontratada “Entrecanales y Távora” y asesoraba como encargado del Consejo Alberto Conesa Sánchez-Osorio.

El hecho que se hubieran de perforar al nivel del mar tampoco facilitaba nada las cosas, pero pese a los inconvenientes la obra se llevó a cabo con éxito: los túneles fueron una realidad de doscientos metros de longitud por dieciséis metros de ancho cada uno, y se dispusieron para que hasta su interior pudieran penetrar los submarinos navegando en superficie. A ambos lados de las fosas de atraque se construyeron muelles, y dentro de los túneles –a través de un sencillo pero eficaz sistema de raíles y pescantes– los submarinos podrían recibir pertrechos y apoyos.

Sin que se conozca muy bien la razón, las obras de remate quedaron paralizadas en 1.954 tras ser firmados los primeros acuerdos de ayuda mutua hispano-estadounidense y aceptarse sus condiciones. Poco después de aquellos convenios bilaterales aparecieron nuestros primeros radares y sonares –elementos revolucionarios para la moderna detección naval– y junto a ellos el desarrollo de la táctica antisubmarina y los Centros de Información y Combate.

Una maqueta de esta gran obra de ingeniería estuvo colocada durante mucho tiempo en el vestíbulo de las oficinas generales de la Empresa Nacional Bazán de Cartagena, hasta que tristemente el tiempo desplazó la muestra de aquél lugar y el abandono acabó entoldando el recuerdo de su existencia.

Entrados los años setenta, agotada por completo la razón que puso en marcha la construcción de los túneles submarinos, tras haber gastado no poco dinero y esfuerzo en una obra faraónica, el Gobierno abandonó el proyecto de los túneles y ordenó cegar la entrada submarina a las fosas, que desde entonces quedaron terraplenadas. A la entrada de las fosas se estableció una gran explanada de tierra firme, compactada y allanada para junto a ella pasar una carretera.

Llegada la calma, las inmediaciones de aquello se convirtieron en asentamiento industrial para la empresa de desguaces “José Navarro Francés”; chatarrrero que casi inmediatamente llenó los alrededores con el despiece de buques y piezas de chatarra al que durante muchos años hemos estado acostumbrados. Porque aquello fue durante mucho tiempo, sin dejar nunca de ser zona militar, un paisaje caótico de viejas marinas varadas en tierra, tristes, ruginosas a la espera de comprador, sin haber podido alcanzar el glorioso último destino de tantos otros buques: descansar sobre los profundos reinos de Neptuno.

Finalmente los túneles fueron utilizados como almacén de material logístico del Arsenal de Cartagena, y allí iba a parar algún material.

Pudo haber sido fantástico ver ocultarse aquellas naves; románticas fantasías de artilugios que resolvían con ingenio mecánico problemas fundamentales, mientras esos tiburones con entrañas de acero que son los submarinos operaban en el misterioso mundo de bajo las aguas.

De aquellos túneles refugio hoy queda solo un paisaje inconcluso y en su interior una selva de objetos y presencias de viejas flotas de guerra, reliquias marineras y piezas varias al abrigo del puerto a quien los de Cartago dieron nombre, calor y arrimo para cuantos hombres y mujeres han vestido el botón de ancla.

Vicente Cepeda Celdrán
Muy interesante.
Aquí, en Tenerife, ocurrió algo parecido:
http://www.diariodeavisos.com/2013/01/base-secreta-en-santa-cruz/


Enviado desde mi EML-L09 mediante Tapatalk
Violati Fulmina Regis
El Tigre
Avatar de Usuario
yasiw
 
Mensajes: 965
Registrado: Dom Nov 11, 2018 1:26 am

Re: Submarinos

Notapor Lepanto el Jue May 14, 2020 8:15 pm

Para túnel el que da acceso a la Estación Naval de la Graña, mira que corrieron as leyendas sobre él.
Imagen
¡¡ Además del foro, tenemos un podcast, óyelo !!
https://www.ivoox.com/podcast-portierra ... 223_1.html

y recuerda nuestro patreon para actualizar el foro y crecer
https://www.patreon.com/portierramaryaire
Avatar de Usuario
Lepanto
Moderador
 
Mensajes: 11227
Registrado: Sab Feb 12, 2005 11:31 pm

Re: Submarinos

Notapor ruso el Jue May 14, 2020 9:03 pm

¿Es que había fantasmas en el túnel?
Avatar de Usuario
ruso
 
Mensajes: 4818
Registrado: Lun Jul 28, 2008 6:58 pm

Re: Submarinos

Notapor Kique el Dom May 17, 2020 7:30 pm

Sweden’s Famously Stealthy Submarine Is Now Even Quieter

Imagen

https://www.forbes.com/sites/hisutton/2 ... 9919542bfb
Avatar de Usuario
Kique
 
Mensajes: 1875
Registrado: Dom Dic 02, 2018 12:11 am

Re: Submarinos

Notapor Kique el Mié May 20, 2020 7:36 pm

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Avatar de Usuario
Kique
 
Mensajes: 1875
Registrado: Dom Dic 02, 2018 12:11 am

Re: Submarinos

Notapor Lepanto el Mar Jun 09, 2020 7:35 am

Foto curiosa de estos días, de un submarino francés,
Imagen
¡¡ Además del foro, tenemos un podcast, óyelo !!
https://www.ivoox.com/podcast-portierra ... 223_1.html

y recuerda nuestro patreon para actualizar el foro y crecer
https://www.patreon.com/portierramaryaire
Avatar de Usuario
Lepanto
Moderador
 
Mensajes: 11227
Registrado: Sab Feb 12, 2005 11:31 pm

Re: Submarinos

Notapor Kique el Jue Jun 11, 2020 5:08 pm

Avatar de Usuario
Kique
 
Mensajes: 1875
Registrado: Dom Dic 02, 2018 12:11 am

Re: Submarinos

Notapor yasiw el Sab Jun 13, 2020 4:04 pm

La verdad es que desde la perspectiva de esta foto se da cuenta uno de la estrechez de la parte superior de un submarino convencional (en este caso un 209). Ahí no debe haber más de 2 metros, para una manga total de poco más de 6.

Por algo se dice que los submarinistas son de otra pasta...

Enviado desde mi EML-L09 mediante Tapatalk
Última edición por yasiw el Sab Jun 13, 2020 7:21 pm, editado 1 vez en total
Violati Fulmina Regis
El Tigre
Avatar de Usuario
yasiw
 
Mensajes: 965
Registrado: Dom Nov 11, 2018 1:26 am

Re: Submarinos

Notapor charoska el Sab Jun 13, 2020 7:11 pm

Barbacoa en cubierta, no sé de qué se quejan :c4
Que cada cual cumpla como bueno

....yo estoy aquí para defender la democracia, no para practicarla...........
Avatar de Usuario
charoska
 
Mensajes: 5848
Registrado: Mar Nov 20, 2007 11:08 pm

Re: Submarinos

Notapor Kique el Mar Jun 30, 2020 3:54 pm

Imagen
Avatar de Usuario
Kique
 
Mensajes: 1875
Registrado: Dom Dic 02, 2018 12:11 am

Re: Submarinos

Notapor yasiw el Mar Jun 30, 2020 8:34 pm

Video de simulación de rescate de tripulación de submarino ruso sobre el lecho marino:

https://www-larazon-es.cdn.ampproject.org/v/s/www.larazon.es/actualidad/20200630/6jkfjyldxjenvipohdvt7x3rnu.html?amp_js_v=a3&_gsa=1&outputType=amp&usqp=mq331AQFKAGwASA%3D&jwsource=cl

Enviado desde mi EML-L09 mediante Tapatalk
Violati Fulmina Regis
El Tigre
Avatar de Usuario
yasiw
 
Mensajes: 965
Registrado: Dom Nov 11, 2018 1:26 am

Previo

Volver a Fuerzas navales

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 17 invitados