Comandos de élite

Ejércitos de tierra de todo el mundo y elementos que los componen

Moderadores: poliorcetes, Lepanto, Orel, Edu

Notapor A.M.E. Nº 4 el Mar Sep 18, 2007 6:48 pm

Publican reforma que crea Cuerpo de Especial del Ejército

El grupo estará bajo las órdenes técnica, operativa y administrativa de la Secretarí­a de la Defensa Nacional

El Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó hoy el decreto que reforma el diverso que crea el Cuerpo Especial del Ejército y Fuerza Aérea, denominado Cuerpo de Fuerzas de Apoyo Federal


“Se crea el Cuerpo Especial de Fuerzas de Apoyo Federal del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos bajo las órdenes del Presidente de la República. Este cuerpo dependerá técnica, operativa y administrativamente de la Secretarí­a de la Defensa Nacional ”, señalaba el decreto publicado en el mismo DOF el 9 de mayo pasado.

Este lunes se modificó el mismo artí­culo que, entre otras cosas, elimina la frase “bajo las órdenes del Presidente de la República ”.

De esta manera, el artí­culo 1 del decreto queda de la siguiente manera:

“Se crea el Cuerpo Especial de Fuerzas de Apoyo Federal del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, el cual dependerá técnica, operativa y administrativamente de la Secretarí­a de la Defensa Nacional ”.

Además, se establece que la petición deberá hacerse al secretario de Gobernación para que actúe este cuerpo especial.

El artí­culo 2, que también fue modificado, establece ahora lo siguiente:

“El Cuerpo de Fuerzas de Apoyo Federal es un organismo que tiene como misiones generales, las que establece el artí­culo 1o. de la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, y en particular, proporcionar apoyo a las autoridades civiles de cualquier nivel de gobierno, en tareas de restauración del orden y seguridad pública, en el combate a la delincuencia organizada o en contra de actos que atenten contra la seguridad de la nación, para lo cual contará con los recursos humanos, materiales, técnicos, tecnológicos, tácticos y estratégicos, que le permitan cumplir con tales misiones”.

Precisa que “este cuerpo podrá intervenir cuando, habiendo solicitud expresa, fundada y motivada de las autoridades civiles que requieran apoyo, así­ se resuelva conforme lo dispuesto en el cuarto párrafo de este precepto. En ningún caso podrá sustituirse en las funciones que legalmente competan a las autoridades federales o locales apoyadas”.

Añade que “la solicitud deberá precisar las circunstancias excepcionales que la motivan, las acciones ejecutadas hasta ese momento, el área geográfica afectada, así­ como el periodo mí­nimo de tiempo en que se requerirí­a la intervención”.

Por ello “dicha solicitud deberá presentarse ante el Secretario de Gobernación quien, conjuntamente con los titulares de la Secretarí­a de la Defensa Nacional y la Secretarí­a de Seguridad Pública, evaluará la situación a enfrentar, el estado actual de la misma, las posibles alternativas a instrumentar y, en su caso, hará la propuesta de intervención y coordinación entre las autoridades involucradas”.

Y “el titular de la Secretarí­a de la Defensa Nacional autorizará la intervención del cuerpo especial en términos del artí­culo 11 de la Ley Orgánica del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos”.

La publicación señala que “que el objetivo fundamental del citado Decreto es contar con un cuerpo adscrito a las fuerzas armadas debidamente capacitado, para que, en los casos excepcionales, en que dichas fuerzas sean requeridas para actuar en auxilio de las autoridades civiles en tareas de seguridad pública, restauración del orden público e incluso para enfrentar al crimen organizado, cuenten con la preparación necesaria para atender situaciones distintas de aquellas estrictamente bélicas”.

La nueva corporación castrense, según se anunció desde el pasado 9 de mayo, se formará con 3 mil 500 integrantes del Grupo Anfibio de Fuerzas Especiales (Ganfes) y aunque estará bajo las órdenes del Presidente, dependerá técnica, operativa y administrativamente de la Secretarí­a de la Defensa Nacional (Sedena).

Fuente: EL UNIVERSAL
El camino es creer que la Paz es posible, trabajar por conseguirla es transitar por él

Imagen
Avatar de Usuario
A.M.E. Nº 4
 
Mensajes: 5582
Registrado: Lun Dic 25, 2006 11:49 am
Ubicación: Malaga (España)

Notapor Bim5 el Jue Sep 20, 2007 12:38 am

Para mi los mejores son los Comandos anfibios de la Armada argentina despues pondria a los Deltas yankis alpha rusos a los legionarios españoles y al sas
el SAS en malvinas tubo una actuacion mediocre a mi ''limitado'' entender mas alla a la incursion en pebble island despues de eso algunas actuaciones como observadores adelantados y punto en la moyoria de los encuentros con los comandos argentinos siempre huian dejando valioso material lo q no quitan q sean buenos pero despues lucharon como infanteria regular la unica ves q los comandos argentinos fueron vencidos por los ingleses fue en top malo house q eran tropa del Moutain and artic warfare cadre o algo asi no se creo del ejercito q practicamente aniquilaron a una seccion del bat 601d comandos y otro al q los comandos ingleses tenian entre ceja y ceja era al mayor Aldo Rico jefe del acopañia de comandos 602 q fue inventada de apuro reunia elementos del ejercito y del escuadron alacran de la gendarmeria. quien siempre los ponia en aprietos .
Bim5
 
Mensajes: 12
Registrado: Sab Sep 08, 2007 1:51 am

Notapor Bim5 el Jue Sep 20, 2007 12:39 am

RELATO EXTRAIDO DEL LIBRO: "COMANDOS EN ACCION" -I J Ruiz Moreno
Los Comandos argentinos despertaron muy temprano, aún oscuro. ¡Estaban nuevamente sin frí­o después de haber dormido secos, recuperados fí­sicamente; y mientras desayunaban con chocolate caliente y galletitas, comentaron lo que hubieran sufrido de haber permanecido en Monte Simons. Concluido el refrigerio todos comenzaron a alistar sus equipos, ya con buen ánimo para soportar otra jornada de marcha. Eran las ocho y empezaba a clarear
En ese momento oyeron ruido de helicóptero. Algunos especularon en un rescate anticipado: no estaban muy lejos de la capital era el dí­a señalado el tercero de su misión- para ser recuperadas, y la zona era la probable. No era creí­ble que se tratara de un aparato británico; pero alguien acotó que los argentinos no volaban sin luz. Pasó cerca, a unos cuatrocientos metros, y el sargento primero Pedrozo observó:
-Me pareció ver que no tiene la franja amarilla.
A causa de la bruma poco se distinguí­a, ni aun recurriendo a los visores nocturnos, y sólo se oí­an los motores · que al rato cesaron. Reinaba incertidumbre, pero se aceleraron los preparativos para abandonar el edificio. El capitán Vercesi, ya con su correaje colocado aunque sin la mochila puesta, se hallaba en la cocina, y echando rodilla en tierra, intentó comunicarse por radio. En el segundo piso el teniente Espinosa recorrí­a el horizonte con la mira telescópica de su fusil. De pronto exclamo:
-¡Me parece que hay gente que viene avanzando!
No, mi teniente - opinó el sargento primero Helguero-, deben ser ovejas, que hay muchas por acá.
Un lúgubre presentimiento dominó a Vercesi. A su lado se hallaba el Sargento primero Sbert, a quien mucho apreciaba por haber compartido varios destinos anteriores, y ante la extrañeza de este, le tendió la mano:
-¡Suerte, turco!
Los elementos del M. and A. W Cadre (Cuadro de guerra para la Montaña y el Ártico) descendieron del helicóptero a mil metros de la posición argentina. El capitán Boswell colocó a los siete hombres de su grupo de apoyo comandado por el teniente Murray a ciento cincuenta metros de la casa, mientras con los doce del grupo de asalto la contorneó hacia el sur-este, protegido por una elevación. "Como son tropas especiales'', pensaba, seguramente tienen centinelas afuera''. El Sargento McLean, del grupo de apoyo, se aproximó a Boswell para transmitirle una sugerencia del teniente Murray: con pedazos de turba habí­an moteado sus uniformes para avanzar más disimulados, por cuanto estos oscuros sobre la nieve, los anunciarí­an a un centinela alerta. El capitán era consciente que el suelo por donde se moví­an estaba dominado por una ventana del piso superior, como un ojo que los vigilara''.
Cuando Rod Boswell consideró que estaba suficientemente cerca de casa y a la vista de su grupo de apoyo, dio orden de "calar bayonetas''. El sargento Stone musitó:
-Es un engaño: no hay nadie allí­.
Ante el anuncio del teniente Espinosa del avance de hombres no identificados, el sargento primero Castillo subió la escalera: efectivamente distinguió bultos, pero sin precisar su naturaleza, pese a que ya se habí­a levantado el sol y la claridad permití­a distinguir mejor el campo. De pronto un haz de luz resplandeció sobre una de las presuntas ovejas: un soldado británico reflejaba el sol en el anteojo de campaña con el cual quiso observar mejor la casa.
-¡Ingleses! Ahí­ vienen!- fueron los instantáneos gritos que resonaron dentro.
Automáticamente el teniente primero Gatti, el radio operador, sacó sus claves e instrucciones del bolsillo y las quemó. Todos se pusieron en movimiento para salir, Castillo gritó a Espinosa, mientras se abalanzaba hacia la escalera:
-¡Vamos mi teniente!
Este le replicó:
- ¡No, yo me quedo! De acá tengo más campo de tiro!
En el mismo instante que abrí­a el fuego, la casa tembló por la explosión de un proyectil antitanque Carl Gustav. Y comenzaron los disparos de ambas partes. Los ingleses se incorporaron y avanzaron corriendo; varios de ellos utilizaban lanzacohetes descartables Law de 66 mm y fusiles lanzagranadas M-79 de 40 mm. Vibraba la estructura de la casa por los impactos sobro sus chapas exteriores, y cantidad de balas atravesaban las endebles paredes de madera.
Los Comandos argentinos no vacilaron en abandonar el edificio para luchar mejor desde el exterior. El capitán José A. Vercesi logró llegar corriendo hasta un alambrado colocado antes del arroyo, allí­ tomó posición de pie - no atiné a tirarme al suelo- y comenzó a hacer fuego y a recibirlo.
Salimos entre los dos, yo te apoyo - avisó el sargento primero Omar Medina al teniente Martí­nez. Al hacerlo, este último sintió que lo golpeaba fuerte en la espalda una granada caí­da dentro de la casa, y cayó al suelo. Comenzó a arrastrarse. El impacto habí­a sido en la cocina, volteando un panel sobre Medina, al que tiró aturdido contra la pared. Pero también pudo salir y quedó contra un ángulo exterior, al lado de una ventana, oyendo los disparos y gritos.
El sargento primero Castillo se precipitó escaleras abajo, y al pisar el último escalón sintió la explosión de un cohete detrás, que destrozo e incendió la escalera. El humo comenzaba a invadirlo todo. Luego de Castillo quiso abandonar el edificio Helguero. Pero una granada que explotó en la puerta, entre ambos, lo hirió en el pecho arrojándolo hacia adentro sobre Pedrozo, que venia atrás.
Una granada lanzada con fusil M-79 penetró por la ventana del piso superior, matando instantáneamente al teniente Espinosa. El estallido aturdió a Brun y Gatti, que estaban allí­: un acre olor a pólvora se sintió en forma penetrante. La llamarada. El ruido y la sensación de vací­o que produjo conmocionó a los dos oficiales sobrevivientes por unos instantes. La casa temblaba por los tiros y ya comenzaba a arder. Gatti se recobró del shock causado por la onda expansiva, tomó su fusil y fue hacia la escalera: ésta no existí­a, era un completo aro de fuego hasta abajo. Sin pensarlo saltó por medio de él.
El teniente primero Brun, al tiempo que Espinosa caí­a hacia atrás ensangrentado, sintió una esquirla que le cortaba la frente. Supo que la próxima explosión no lo perdonarí­a, e instantáneamente tomó su decisión: se zambulló a través del traga luz
A medida que caí­a podí­a oí­r los balazos que pegaban contra la pared enchapada. Cayó desde una altura no menor de cinco metros, procuran do cubrirse la cabeza, pero recibiendo tan fuerte golpe que quedó completamente aturdido. A merced a su excelente estado fí­sico y a la inmediata reacción no fue muerto en esa oportunidad. A un tremendo dolor en la frente y en la cabeza toda se sumó que no veí­a bien: Dios mí­o perdí­ un ojo!, Pensé en el acto, aunque la falta de visión habrá sido producida por la pólvora que le quemó la cara, o la sangre que le caí­a en la frente.
Los Comandos argentinos hablan logrado en su mayorí­a abandonar TOP Malo House. La abnegación de Espinosa, que con su resistencia atrajo el fuego enemigo hacia el segundo piso, y la reacción de aquellos de salir para combatir sorprendiendo a la tropa británica, habí­an impedido el total aniquilamiento de la patrulla. En forma descuidada disparando de pie con sus pistolas ametralladoras y lanzagranadas desde la cintura, sin cubrirse, los ingleses posiblemente no tuvieron en cuenta el impulso de la sección de Comandos.
Estos avanzaron corriendo hacia el arroyo, al tiempo que tiraban con sus fusiles. Las balas enemigas pegaban en el suelo siguiendo sus huellas. El teniente primero Brun pudo hacer algo más de cincuenta metros hasta que cayó sentado, atontado, sintiendo un constante zumbido en su cabeza a consecuencia de su violento golpe, De pronto vio venir derecho hacia él una granada: en forma instintiva la alejó con su mano al llegar, a tiempo que tornaba la cabeza. La granada explotó muy cerca, cubriéndole de esquirlas la espalda, y averiando su fusil. Brun sacó la pistola e hizo fuego contra un escalón británico que divisaba, pero a los pocos disparos se le trabo tomó entonces una granada y la tiró, pero por la conmoción sufrida olvidase de quitarle el seguro. En esos momentos un tiro hizo impacto en su pantorrilla derecha.
EI teniente primero Gatti también habí­a podido salir, llegando ileso a una zanja situada doscientos metros abajo de la casa, antes de alcanzar el arroyo Malo. Cerca del capitán Vercesi Gatti disparaba arrodillado. Mientras veí­a cómo la munición enemiga levantaba el barro a su alrededor.
El teniente primero Horacio Losito estaba herido: al abandonar el edificio en medio del humo que lo envolví­a y las balas que lo atravesaban, dirigiéndose por la cocina hacia el porche para alcanzar el arroyo, una granada habí­a reventado contra la pared dos metros atrás, derribándolo ensordecido y lastimado en la cabeza. Un golpe quemante, un ardor fuerte, pero seguí­a dueño de sus movimientos. La sangre le caí­a detrás de la oreja y por la mejilla un grupo de cuatro ingleses ubicados a no más de veinte metros lo dieron por muerto y continuaron accionando sus lanzagranadas contra la casa sin prestarle más atención. Entonces Losito se levantó y medio agazapado vació contra ellos un cargador en automático: un soldado cayó tocado en una pierna y el resto echó cuerpo a tierra. El oficial argentino emprendió carrera hacia el arroyo, cambiando de posición y disparando a cada rato, perseguido por los proyectiles enemigos; esperaba a cada instante un tiro en la espalda. Era intención de Losito cruzar el curso de agua y trepar por la altura del frente - la casa estaba ubicada en una hondonada-, pero unos cuatro metros antes de alcanzar el Malo encontró la zanja decidió ocuparla. Al darse vuelta para hacer nuevos disparos, un impacto en su muslo derecho lo volteó de espaldas en la zanja. Herido dos veces, rodeado de enemigos que avanzaban haciendo fuego y sin posibilidad de reaccionar, se dio por muerto:
-¡Cristina. No voy a poder volver! -exclamó en voz alta.
El sargento primero Medina estaba resguardado en una esquina del edificio, cuando por encima dejas explosiones, oyó que arriba de él se rompí­an vidrios y vio tirarse a un hombre: era Brun. Un soldado inglés se aproximaba gritando; le hizo fuego y lo abatió. El suboficial enfermero Pedrozo y el sargento primero Helguero pudieron zafarse de la casa en llamas y abandonarla a través de una ventana, cayendo aturdidos por los estampidos, mas luego echaron a correr. A los quince metros Helguero se desplomó herido en el pecho. Omar Medina se dio cuenta que quedaba solo y que el enemigo estrechaba el cerco. Con la protección que le brindaba el fuego que el sargento primero Sbert hacia, alcanzó la zanja donde sus compañeros estaban tirados, y arrodillándose comenzó a disparar:
Los británicos se aproximaban a ellos, y estaban a cincuenta metros cuando Medina pudo hacer impacto en un inglés, al cual siguió tirándole ya caí­do por ignorar si habí­a muerto, De repente Medina sintió un golpe en su pierna izquierda, que no creyó herida por no sentir dolor al tiempo que una granada reventaba tras de si matando a Sbert, Retrocedió Medina y pudo derribar a otro soldado enemigo. Pero la patrulla de Comandos estaba completamente aferrada.
Es indudable que la posición argentina pudo haber sido eliminada sin correrse riesgo atacándola con cohetes y bombas desde el aire. Quizá el M. and A. W Cadre haya imaginado que luego de sus primeros disparos, los refugiados en TOP Malo House se rendirí­an que no saldrí­an a combatir afuera; pues lo cierto es que permitiéndoles abandonarla sin estar, rodeada por, completo -comenzaron a hacerle fuego desde un flanco mientras avanzaban- los militares argentinos opusieron una enérgica resistencia que ocasionó varias bajas al equipo de Boswell. Una "fiera y breve batalla'', la califican Hastings y Jenkins.
Con todo, por más ardoroso que fuera su ánimo, la primera sección de la Compañí­a 602 no tení­a escapatoria. Ignoraban quienes calculaban poder replegarse cruzando el arroyo, que detrás de éste ocultos en la elevación que lo dominaba, permanecí­a al acecho la patrulla del Teniente Haddow que diera aviso, de la presencia de los Comandos.
EI teniente Daniel Martí­nez habí­a guarecido en el cobertizo del fondo, arrastrándose en dirección al agua · en medio de los proyectiles que le pasaban por encima o pegaban cerca de él, disparó contra un par de soldados que iban corriendo, obligándolos a tirarse al suelo, Martinez notó que los ingleses tení­an dirigida su atención a la zanja cercana al arroyo donde sus compañeros, en lí­nea, respondí­an al ataque. Mientras tanto, un británico salió velozmente del depósito de atrás, disparándole, pero Martinez le abrió con una ráfaga de FAL y cayó a tres metros de distancia.
El fragor del combate se aumentaba por el ruido de las municiones que explotaban dentro de la casa en llamas.
El teniente primero Losito, caí­do sobre el extremo de lo precaria trinchera habí­a podido observar cómo Medina se moví­a hacia Sbert al ser éste muerto por el estallido de una granada; y sabiendo que él también iba a sucumbir, reinicio sus disparos medio agazapado como estaba, dificultosamente, A veinte metros por, la derecha avanzaban dos ingleses con sus boinas verdes, a paso ligero, disparándole con sus pistolas ametralladoras Sterling: Losito derribó a uno de ellos, un hombre grande y rubio que recibió el impacto en el estomago y cayó hacia atrás.
En la otra punta de la lí­nea, el capitán Vercesi vio llegar a donde estaba al teniente primero Brun, cubierto de sangre de la cabeza a los pies, quien cayó a su lado. Detrás de los tiradores británicos que avanzaban en cadena, pudo distinguir que cerca de la casa el enfermero, sargento primero Pedrozo arrodillado para cubrir a Helguero, agitaba un trapo blanco indicando que allí­ habla un herido y que no combatí­a. El jefe de la sección miró a Brun "con sus heridas espectaculares" y le dijo:
-Esto no va más...
El oficial le hizo eco:
-No, no va más.
Entonces el Capitán levantó su fusil ordenando cesar la lucha. Con un setenta por ciento de bajas, no tenia sentido proseguir la briosa resistencia; sólo quedaban ilesos él mismo, Gatti y los sargentos primeros Castillo y Pedrozo. El teniente primero Gatti lo imitó:
-¡Alto el Fuego!, ¡alto el fuego!
Miguel Ángel Castillo no se conformó, e instaba:
-¡Todaví­a no se entregue, mi capitán!
No muy lejos, tirado en la zanja, Losito podí­a observar que continuaban rebotando impactos en torno a su compañero. Posiblemente porque algunos ingleses no se habí­an percatado del gesto, y gritó desesperado:
-¡Gatti, cúbrase; no se rindan. Carajo. Porque nos van a matar!
-Mi teniente primero -le contestaba aquél-, no tire más que estamos totalmente rodeado
Horacio Losito no cejó. Dispuesto a morir peleando se preparó para disparar al otro soldado de la pareja que se le acercara, pero ya no pudo hacerlo: la pérdida de sangre se lo impidió y se derrumbó de espaldas al pozo. Plenamente conciente todaví­a, pudo ver que el enemigo, un hombre bajo, morocho de bigotes, se paraba con sus piernas abiertas sobre el borde apuntándole con su pistola ametralladora. Un instante fugaz se encomendó a Dios, esperando morir rápido. Volvió a levantar los ojos y el ingles le intimó:
-¡Upyour hand!, ¡upyour hand! (Arriba las manos).
Losito estaba muy débil y el inglés lo notó: dejó su ametralladora, y quitándole el fusil, tomó al oficial por la chaquetilla para sacarlo, del fondo, con palabras de aliento.
-No problem. No problem, is the war (No hay cuidado, es la guerra)
Le hizo un torniquete en una pierna y le inyectó morfina de una jeringa descartable que sacó de su pecho, luego de lo cual le pintó una M en la mejilla. Enseguida pidió auxilio para transportarlo.
Sonaban todaví­a algunos disparos. El sargento primero Omar Medina, sordo por las explosiones y atenta sólo a su frente. Mantení­a el fuego, y GATT le grito:
-¡Medina, Gordo. Deja de tirar que nos matan a todos: no ves que nos rendimos!
Cuando el suboficial Levantaba sus manos, volvió a ser alcanzado en el muslo de la misma pierna izquierda por una granada: una herida impresionante, muy grande. Se acercó el cabo primero Valdivieso para ayudarlo y fue también alcanzado, cayendo al suelo.
El fuego cesé bruscamente, por ambos lados. Miguel Ángel Castillo no quiso correr riesgos: "Yo me quedé tirado", me relato, "pensé que si me paraba me iban a poner fuera de combate, así­ que me quedé en el suelo con el fusil al costado". Hasta que llegaron dos tipos a mi lado: apartaron con su pie el fusil, me apuntaron, y por señas me indicaron que me levantara''. Todos los británicos avanzaron para tomarlos. Cada uno de los argentinos permaneció en el lugar en que se hallaba y los hombres de Boswell se apoderaron de su armamento y les hicieron quitar el correaje. Se oí­an quejidos.
-Finish the war, (Terminen la guerra) -repetí­a el jefe británico para abortar cualquier reacción desesperada, aunque el estado de los Comandos argentinos tornaba ilusoria alguna medida más.
A distancia. TOP Malo House concluí­a de arder.
Al concluir el combate, desde el otro lado del arroyo apareció la otra patrulla británica, gritando, que abrazó los vencedores: 1a patrulla de Haddow, que habí­a observado toda la batalla, avanzó corriendo, agitando una bandera británica como una señal para ser reconocido. No quisieron correr el riesgo de ser tiroteados por su propio bando en la excitación, con la adrenalina aún fluyendo'', indica el brigadier Thompson.
Los británicos ataron las manos de sus prisioneros mientras los revisaban, y luego volvieron a soltarlos. Indicándoles que recogieran o sus heridos y muertos. Ellos también comenzaron a atender a los de uno y otro lado, juntando las armas y correaje de aquellos; algunos mantení­an apuntados a los Comandos ilesos, El capitán Rod Boswell, con una libreta en la mano, pasaba lista a voces para conocer sus bajas. Á‰stas eran relativamente numerosas, dada la iniciativa del ataque y el armamento el lado: 5 muertos y ocho heridos, Algunos hombres lloraban en torno a un cadáver que posiblemente fuera el segundo jefe del M. and A. W. Cadre.
Los Comandos argentinos en mejor estado fueron a alzar a sus compañeros. Vercesi pasó junto a un herido inglés muy pálido, de bigote fino, alcanzado en el pecho, que se hallaba tirado en el suelo apoyado en el regazo de un camarada, quien lo saludó murmurando:
-Friends. friends. (Amigos).
Los que aparentaban estar más graves eran los tenientes primeros Brun y Losito, completamente cubiertos de sangre; el Teniente Daniel Martinez fue interrogado para saber si habí­a sido tocado:
-No problem -contestó, ignorante del balazo que habla recibido en un pie. En un grupo estaban reunidos Medina, Valdivieso y algo alejado Losito: se acercó Pedrozo quien se habí­a hecho reconocer como enfermero- con su brazalete ostentando la Cruz Roja colgada de la mano. Acompañado de su custodio, y controlando el pulso de Omar Medina, y dijo:
-Quédate tranquilo; no tengo nada para darte ahora; esto está coagulando bien. Acordate de soltar el torniquete para que circule la sangre.
Al suboficial lo habí­a vendado un inglés. Otro que se aproximó comenzó a tratarlo con un paquete de curaciones; la hemorragia hizo que el sargento primero se desmayara por un momento. Recuperado a poco, fue el teniente Martinez para cargarlo:
-Cómo pesas! A mi no me pasó nada- le explicó, desconociendo aún haber sido también herido, Pero ni llegar al lugar de reunión, Martinez, Sintió un dolor como una torcedura''; asombrado, hizo un movimiento y pudo ver que salí­an borbotones de sangre'' según relata. Se quitó el borceguí­ y la media y comprobó que habí­a alcanzado en el talón una bala de fusil M-l6, sin orificio de salida, uno de los militares británicos comenzó a hablarle, Pedrozo le tradujo:
-Dice que te tapes para que no se enfrí­e, porque te va a doler.
Daniel Martinez volvió a calzarse, ató bien su borceguí­ y se hizo un torniquete, sintiendo efectivamente mucho dolor: "y pasé a ser un herido más.
El suboficial enfermero tuvo una lucida actuación: sin elementos, trató de contener las hemorragias y de calmar a sus compatriotas. "Yo no empecé a temblar con chuchos por la pérdida de mucha sangre y estar muy mojado''. Me referí­a el teniente primero Losito. "y él sacó al sargento primero Sbert que estaba muerto, su gabán de douvet y se lo coloco: se sentó en la nieve y me puso sobre su regazo, abrazándome para darme un poco de calor", Igual procedimiento empleó el teniente primero Gatti con el sargento primero Medina.
Los prisioneros, heridos e ilesos, fueron retenidos a un costado de la casa incendiada, hasta que helicópteros vinieran a llevarlos, El capitán Vercesi se detuvo al lado del cadáver del sargento primero Sbert, muy conmovido:
-¡Qué me has hecho. Turco!
Al teniente primero Brun lo animó el ver a Losito vivo, quien lo alentó:
-Tranquilo. Cachorro, no más. -
El médico británico revisó a todos, marcando con una M sobre la frente a los inyectados: con morfina, La pierna de Medina, desgarrada y con su fractura expuesta, presentaba mal aspecto; Helguero estaba muy preocupado por su herida sobre el corazón, porque ignoraba su profundidad. Vercesi se notaba sumamente afectado: pidió ir por el teniente Espinosa pero el capitán inglés meneó su cabeza y le dijo que era inútil. Conmoví­a a todos la suerte del abnegado oficial. El joven alegre siempre hablando de sus hijitas. Mirando la casa que terminaba de quemarse, Brun murmuro:
-Espinosa está ahí­ adentro...
La morfina y la atención los calmaron, y comenzaron a observar a sus vencedores, pintarrajeados sus rostros y tocados con boinas verdes.
Bim5
 
Mensajes: 12
Registrado: Sab Sep 08, 2007 1:51 am

Notapor A.M.E. Nº 4 el Jue Oct 25, 2007 8:52 pm

24 de octubre, Dí­a de las Tropas rusas de Misiones Especiales

Se considera que la historia de las tropas de misiones especiales (TME) de Rusia comenzó el 1918 con la formación de unidades para operaciones especiales supeditadas a la Comisión Extraordinaria (VCHk) constituida por el gobierno Bolchevique para combatir las actividades contrarrevolucionarias y el sabotaje.

Inicialmente, esos Cuerpos se empleaban para combatir las agrupaciones contrarrevolucionarias y bandas de delincuentes comunes en las repúblicas de Asia Central y en el territorio ruso.

Posteriormente, las TME fueron creadas en otras organizaciones de orden público como el ministerio del Interior, Defensa y entidades de seguridad nacional como el antiguo KGB.

El 24 de octubre de 1950, el ministro de Defensa de la Unión Soviética, el mariscal Alexandr Vasilevski ordenó la formación de 46 compañí­as de 120 hombres cada una. Con en el correr del tiempo, la estructura y composición de esas TME cambiaron pero en esencia, sus funciones permanecieron inalterables.

En 1957 fueron creados batallones de misiones especiales (BME) y a partir de 1962 en las Regiones Militares se formaron brigadas de misiones especiales (BME).

Con carácter permanente las TME también fueron incorporadas a la Dirección General de Inteligencia (GRU, en ruso) del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia.

Hacia el momento de la desintegración de la URSS (1991), además del GRU, disponí­an de TME el Ejército de Tierra, las Tropas Aerotransportadas, la Infanterí­a de Marina, y el Ejército del Aire.

Entre 1970 y 1980, en Rusia habí­a 13 brigadas de misiones especiales, y precisamente en esos años de forma muy activa realizaron operaciones de combate en Angola, Mozambique, Etiopia, Nicaragua, Cuba y Vietnam.

Posteriormente, estallo la guerra en Afganistán. En la composición del contingente soviético en el territorio afgano operaron ocho destacamentos de misiones especiales aglutinados en dos brigadas.

En Afganistán las TME soviéticas desarrollaron misiones de reconocimiento, participaron en combates, realizaron labores de inspección, minaron zonas especí­ficas e instalaron equipos de reconocimiento y señalación.

En base a esas experiencias durante esos años el comando militar ruso estableció una metodologí­a especial para la preparación y entrenamiento de los efectivos de las TME.

Durante la campaña en Chechenia, los TME cumplieron misiones concretas de alto riesgo, operaciones de búsqueda, captura, emboscadas reconocimiento.

Según fuentes militares, las TME adscritas al GRU durante el año 2000 las TME no participaron en misiones en el norte del Cáucaso.

En abril de 2001, por los méritos en el cumplimiento de tareas de seguridad nacional, la brigada de misiones espaciales 222 fue condecorada con un tí­tulo honorí­fico, fue la primera unidad militar condecorada con una mención de esa categorí­a desde los tiempos de la II Guerra Mundial.

Actualmente, las TME son agrupaciones militares de élite que operan en el Servicio Federal de Seguridad (FSB), en los Ministerios del Interior, de Defensa, de Situaciones de Emergencia, de Justicia y otras entidades públicas a nivel federal, algunos de ellos con denominaciones propias como "Alfa", "Vitiaz", "Ví­mpel" y "Rus".

Estos grupos realizan operaciones antiterroristas, búsqueda y captura de delincuentes peligrosos, aniquilan bandas criminales, liberan rehenes y ejecutan otros tipos de misiones de alta seguridad especí­ficas.

Las TME rusas actúan en grupos operativos reducidos, tienen el nivel profesional más alto en el empleo de armamento y recursos técnicos en acciones en cualquier lugar, tiempo y bajo condiciones de clima adversas.

Las TME adscritas a las organizaciones federales de Rusia tienen su fecha propia de creación y su historia.

Así­, las TME subordinadas al Estado Mayor de la Fuerzas Armadas fueron creadas el 24 de octubre de 1950.

Y las TME del Ministerio del Interior, el 31 de diciembre de 1977. Inicialmente, fue una compañí­a de instrucción para misiones espaciales. En 1989 se convirtió en batallón de instrucción, y a partir de 1991 en el destacamento de misiones espaciales "Vitiaz".

El 1º de agosto de 1994, entre en las tropas del ministerio del Interior se creó la subdivisión especial "Rus". Y en 2000, el destacamento "Vitiaz" y el Primer Regimiento de misiones operativas se fusionaron en el "Regimiento de misiones especiales".

El grupo de misiones especiales "Alfa" adscrito al Servicio Federal de Seguridad (FSB) fue creado en el 29 de junio de 1974, y las TME "Vimpel" el 19 de agosto de 1981. El 8 de octubre de 1998 fue creado el centro de Misiones Especiales.

El grupo de misiones especiales "Sigma" creado el 18 de mayo de 1995 fue incorporado al Servicio Federal de Vigilancia de Fronteras. Otras entidades como Servicio Federal de Protección y Escolta, el Ministerio de Situaciones de Emergencia y el Comité Aduanero también cuentan con sus propias unidades de misiones especiales.

Durante muchos años, en Rusia no hubo un dí­a especial dedicado a las TME. El inicio de celebración del Dí­a de las TME se considera el encuentro de representantes de las TME rusos con las autoridades del paí­s el 29 de agosto de 1996.

En 1999, los titulares de ministerios e instituciones del orden público y seguridad en Rusia, firmaron un llamamiento al presidente de Rusia, solicitando establecer de forma oficial un dí­a dedicado a las TME.

El decreto firmado por el presidente ruso Vladimir Putin el 31 de mayo 2006 estableció siete fechas festivas para profesionales militares y 14 dí­as de conmemoración de las tradiciones castrenses y destinadas a elevar el prestigio de la carrera militar.

Entre ellos el dí­a de las TME que se celebra el 24 de octubre.

Fuente: NOVOSTI
El camino es creer que la Paz es posible, trabajar por conseguirla es transitar por él

Imagen
Avatar de Usuario
A.M.E. Nº 4
 
Mensajes: 5582
Registrado: Lun Dic 25, 2006 11:49 am
Ubicación: Malaga (España)

Notapor A.M.E. Nº 4 el Vie Dic 14, 2007 8:46 pm

Listos para intervenir:
El Mando de Operaciones Especiales con base en Alicante lidera la Fuerza de Respuesta de la OTAN


El general Adolfo Coloma Contreras, jefe del Mando de Operaciones Especiales (MOE), con sede en el cuartel alicantino de Rabasa, señaló ayer que la unidad que dirige se encuentra actualmente preparada para llevar a cabo las misiones que le pueda encomendar la OTAN en cualquier conflicto que afecte a los paí­ses aliados.

Así­ lo afirmó durante el discurso que ofreció en el acto de conmemoración del 46 aniversario de la creación de las Unidades de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra, celebrado en el acuartelamiento «Alférez Rojas Navarrete» de Rabasa, donde también subrayó que 2007 ha sido para ellos «un año intenso» al haberse duplicado la presencia «fraccionada y discreta» de sus fuerzas en el exterior.

Desde el pasado mes de julio y hasta junio del próximo año, el cuartel alicantino es la base multinacional del Mando Componente de Operaciones Especiales de la OTAN. De esta forma, España lidera desde Alicante las operaciones especiales de la Fuerza de Respuesta de la OTAN, tras haber tomado el relevo de Estados Unidos, que desempeñó esta labor durante el último año y que, junto con Gran Bretaña, eran hasta ahora los únicos paí­ses aliados que disponí­an de una estructura nacional capaz de comandar una fuerza conjunta de estas caracterí­sticas. Este tipo de operaciones especiales, dada su peculiaridad, no pueden ser ejecutadas por las fuerzas convencionales.

Hoy en dí­a, según indicaron fuentes militares, las misiones se lanzan desde una base operativa, donde se realiza una planificación y preparación minuciosas, con multitud de ensayos de la acción. Después las patrullas se introducen en la zona del conflicto y, una vez ejecutada la misión, regresan a la base para empezar a preparar la siguiente operación. El cuartel de Rabasa ha sido escenario de ensayos de este tipo de maniobras y ha recibido a fuerzas de buena parte de los paí­ses de la Alianza Atlántica.

El proceso de preparación ha exigido, entre otras cosas, conocer el idioma inglés, los procedimientos aliados y ejercer el liderazgo de unidades de paí­ses tan distintos como Estados Unidos y Lituania.

Hay tres tipos de misiones que pueden ser, según las citadas fuentes, de acción directa, de reconocimiento especial o de asistencia militar. Las primeras son fundamentalmente la destrucción de objetivos estratégicos que se encuentran detrás de las lí­neas enemigas mediantes «golpes de mano», señalización de objetivos mediante láser para su destrucción desde un avión, la captura de personalidades y el rescate de rehenes, entre otras. La segunda tipologí­a consiste en la observación de objetivos estratégicos y la transmisión desde la zona enemiga de la información obtenida, mientras la tercera es de entrenamiento y apoyo de unidades o personal afí­n en territorio foráneo.

Fuentes militares indicaron ayer que el MOE actúa en estos momentos «en todos los sitios donde tiene desplegadas fuerzas el Ejército Español». En este sentido, Bernardo Álvarez del Manzano, el teniente general comandante del Mando de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa, que ayer presidió el acto en Rabasa, declaró a los medios de comunicación que actualmente los boinas verdes españoles están desplegados en zonas conflictivas como Irak, Afganistán, Bosnia, El Congo y el Lí­bano, región ésta sobre la que reconoció que tiene «una preocupación máxima», a raí­z del atentado ocurrido este pasado miércoles y que costó la vida al militar que iba a dirigir el Ejército libanés.

La parada militar realizada con motivo del aniversario, en la que participaron unos 400 efectivos, sirvió también como marco para la entrega de las 73 condecoraciones concedidas este año por méritos militares, constancia en el servicio o años de dedicación. Asimismo se otorgó el Premio Machete, que reconoce la divulgación o exaltación de la labor de estas fuerzas militares, a un juez de Dénia, y otra distinción a los autores del himno de los Grupos de Operaciones Especiales, entre otros galardones.

El acto castrense también incluyó un saludo de Álvarez del Manzano a la Asociación de Veteranos de los Boinas Verdes, la despedida de la bandera de los cuadros de mando que pasan a la reserva y un homenaje a los caí­dos.

El jefe del MOE destacó en su intervención que 2007 ha sido «un año especial», siendo «lo más significativo» el reconocimiento de su capacidad organizativa, que «nos ha permitido montar el mando combinado de la Unión Europea». En este punto, Coloma dibujó «un panorama muy esperanzador a corto plazo» ante «la pujanza de las operaciones especiales en el ámbito mundial», donde España «está muy bien representada». El general hizo hincapié en el esfuerzo que desarrollan para completar sus equipos y promover la enseñanza.

Además, resaltó la importancia de los ejercicios nocturnos, claves para la ejecución de las operaciones especiales. Adolfo Coloma recordó a los efectivos que ayer no pudieron asistir al acto por encontrarse en alguna misión y solicitó al teniente general Álvarez del Manzano, también comandante de las fuerzas españolas destacadas en el exterior y primer diplomado como guerrillero en activo, que transmita a la Jefatura del Estado Mayor de la Defensa la total disponibilidad del MOE para actuar en las misiones para las que se le requiera.

Fuente: INFORMACION DE ALICANTE
El camino es creer que la Paz es posible, trabajar por conseguirla es transitar por él

Imagen
Avatar de Usuario
A.M.E. Nº 4
 
Mensajes: 5582
Registrado: Lun Dic 25, 2006 11:49 am
Ubicación: Malaga (España)

http://img503.imageshack.us/img503/4120/soldadosespaolesip1m

Notapor basset el Vie Dic 14, 2007 11:47 pm

Os dejo una imagen de dos operadores en Afghanistan posteada por leonpro en fuerzas de elite.Llevan G-36K con empuñadura delantera,regletas picantilly en la parte delantera del guardamanos,Eotech...,pistola y portacargadores de pernera ,portavisor en el casco...etc
http://img503.imageshack.us/img503/4120 ... paolesip1m
basset
 
Mensajes: 25
Registrado: Sab Dic 08, 2007 12:54 am

Notapor basset el Sab Dic 15, 2007 12:30 am

A ver ahora:Imagen
basset
 
Mensajes: 25
Registrado: Sab Dic 08, 2007 12:54 am

Re: Comandos de elite

Notapor A.M.E. Nº 4 el Jue Ene 29, 2009 9:12 pm

Arrancar la cabeza de una gallina para "sobrevivir"

'The News of the World' ha difundido un ví­deo en el que aparecen soldados del ejército británico arrancando la cabeza a gallinas vivas como "un entrenamiento de supervivencia"

http://www.publico.es/internacional/195638/soldados

EN EL ENLACE SE VE EL VIDEO
El camino es creer que la Paz es posible, trabajar por conseguirla es transitar por él

Imagen
Avatar de Usuario
A.M.E. Nº 4
 
Mensajes: 5582
Registrado: Lun Dic 25, 2006 11:49 am
Ubicación: Malaga (España)

Re: Comandos de elite

Notapor A.M.E. Nº 4 el Jue Ene 29, 2009 9:23 pm

Bulgaria será uno de los paí­ses fundadores del Centro de Coordinación de Operaciones Especiales de la OTAN

El Gobierno búlgaro aprobó el proyecto de memorando de entendimiento relativo a la creación, organización, estructura administrativa, seguridad, financiación y plantilla del Centro de Coordinación de Operaciones Especiales de la OTAN (NSCC), anunciaron de la oficina gubernamental de información.

El NSCC es un estado mayor internacional. Veintitrés paí­ses de la Alianza, entre ellos Bulgaria, han expresado su deseo de participar en la fundación del mismo. La adhesión de Bulgaria a la actividad del centro aportará a la integración de sus fuerzas especiales al proceso de planificación de coalición de las fuerzas armadas y la preparación militar.

Fuente: Radio Bulgaria
El camino es creer que la Paz es posible, trabajar por conseguirla es transitar por él

Imagen
Avatar de Usuario
A.M.E. Nº 4
 
Mensajes: 5582
Registrado: Lun Dic 25, 2006 11:49 am
Ubicación: Malaga (España)

Re: Comandos de elite

Notapor A.M.E. Nº 4 el Sab Ene 31, 2009 6:28 pm

Una reflexión que quiero compartir con los compañeros del Foro:

¿Serí­a conveniente un MANDO CONJUNTO DE FUERZAS DE OPERACIONES ESPECIALES DE ESPAí‘A?

Me refiero al tener un Mando Conjunto de las Fuerzas de Operaciones Especiales, del Aire, Armada y Tierra.

Sabemos que el Ejército de Tierra, tiene el Mando de Operaciones Especiales donde están agrupadas las antiguas Compañí­as de Operaciones Especiales y la Bandera Operaciones Especiales de la Legión.

Pero no creéis que es necesario el incorporar ya aún Cuartel General Conjunto de Operaciones Especiales las demás fuerzas de las que dispone España, hago esta reflexión, desde el punto de vista que España ya tiene desplegados efectivos en la antigua Yugoslavia, Afganistán, Lí­bano y Cuerno de África.

Y si es así­, como la organizarí­as, como la dotarí­as, como la instruirí­as.
El camino es creer que la Paz es posible, trabajar por conseguirla es transitar por él

Imagen
Avatar de Usuario
A.M.E. Nº 4
 
Mensajes: 5582
Registrado: Lun Dic 25, 2006 11:49 am
Ubicación: Malaga (España)

Re: Comandos de elite

Notapor Roger el Sab Nov 26, 2011 1:49 pm

Los SBS británicos tuvieron una destastrosa misión en Iraq, abril 2003, una repetición del desastre del SAS con "bravo two zero", pero donde los iraquí­es se apropiaron del equipo que dejaron atrás los comandos mientras 2 miembros del SBS tuvieron que andar 160 kms para entrar en Siria


http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/middleeast/iraq/1426455/Helicopter-pulls-out-SAS-team-after-secret-mission-uncovered.html
A British Special Forces mission in the north of Iraq went disastrously wrong when the team was discovered by enemy troops and forced to abandon its equipment.Military sources said no men were dead or missing, despite Iraqi claims that 10 had been killed in a firefight.Tribesmen were shown on al-Jazeera television with a British Land Rover and a quad-bike used by the SAS for operations in rough terrain.Civilians grinned as they drove the Land Rover through the streets of the town of Baaj, and the camera then cut to the quad-bike and a cache of British weapons including hand-held rocket launchers, 40mm grenades, machineguns and specialised radio equipment.


Según otras versiones, los ingleses fueron traicionados por los guí­as/intérpretes y se toparon con una fuerza masiva de irregulares iraquí­es en su búsqueda.

Posteriormente el SAS tachó de pocos profesionales a estos comandos, porque se dejaron atrás armamento y vehí­culos sin antes destruirlos
http://www.telegraph.co.uk/news/uknews/1467865/Shake-up-in-Special-Boat-Service-over-claims-it-panicked-and-fled-in-Iraq.html

La historia se narra en el libro "Zero Six Bravo: 60 Special Forces. 100,000 Enemy. The Explosive True Story"
http://www.goodreads.com/book/show/2076 ... -six-bravo


Esta misión afgana fue más exitosa

May 12th 2007 - Hunting Mullah Dadullah

http://www.specialboatservice.co.uk/mullah-dadullah.php

"a top-secret US electronic surveillance unit, known as 'Task Force Orange' (TF-Orange), were able to track the released Taliban commanders. It is speculated that the Taliban had somehow been tagged with trackers, perhaps in their bodies"

precisamente salí­a algo parecido dos capí­tulos atrás en "Burn notice" cuando intentaban sacar un programa informático de la sala especialmente vigilada
Última edición por Roger el Sab Abr 12, 2014 1:03 pm, editado 1 vez en total
"las victorias tienen más de cien padres, pero las derrotas son siempre huérfanas"
Avatar de Usuario
Roger
 
Mensajes: 2579
Registrado: Jue Ago 11, 2005 6:55 pm
Ubicación: Bailando en la disco con Milla Jovovich

Re: Comandos de elite

Notapor PelotonRueda el Sab Nov 26, 2011 9:33 pm

Buenas.

Que facil es criticar a los demas desde la barrera, extremadamente comprometidos se verian para dejar el material sin destruir (¿ es preferible un prisionero o un muerto, o un vehiculo o armamento abandonado ?)...Que cada cual elija su opcion desde el sillon, pero que lo piense detenidamente desde la accion.

Saludos.
¡ No quiero soldados, quiero guerrilleros !
Avatar de Usuario
PelotonRueda
 
Mensajes: 3208
Registrado: Dom Nov 21, 2010 3:45 pm

Re: Comandos de elite

Notapor Roger el Dom Nov 11, 2012 11:57 pm

The Business of War: SOFEX

http://www.youtube.com/watch?v=QL_3Qg-SADY


SOFEX is where the world's leading generals come to buy everything from handguns to laser-guided missile systems. It stands for "Special Operations Forces Exhibition Conference" and it's essentially a trade-show where just about anyone with enough money can buy the most powerful weapons in the world.
"las victorias tienen más de cien padres, pero las derrotas son siempre huérfanas"
Avatar de Usuario
Roger
 
Mensajes: 2579
Registrado: Jue Ago 11, 2005 6:55 pm
Ubicación: Bailando en la disco con Milla Jovovich

Re: Comandos de élite

Notapor Roger el Dom Jul 13, 2014 11:25 am

Una vida que da para 2 películas. El ocaso de un 'superpoli' conflictivo, Barril fue un agente legendario, espía de actores y periodistas. Uno de los primeros 15 integrantes del GIGN y ex director suyo. Implicado en los 90 en oscuros negocios de armas en África
http://www.elmundo.es/cronica/2014/07/1 ... b4571.html
"las victorias tienen más de cien padres, pero las derrotas son siempre huérfanas"
Avatar de Usuario
Roger
 
Mensajes: 2579
Registrado: Jue Ago 11, 2005 6:55 pm
Ubicación: Bailando en la disco con Milla Jovovich

Re: Comandos de élite

Notapor Roger el Sab Nov 15, 2014 1:18 pm

este Kawasaki parece un coche de juguete XD diviértete jugando en la guerra :lol:
Imagen
"las victorias tienen más de cien padres, pero las derrotas son siempre huérfanas"
Avatar de Usuario
Roger
 
Mensajes: 2579
Registrado: Jue Ago 11, 2005 6:55 pm
Ubicación: Bailando en la disco con Milla Jovovich

PrevioSiguiente

Volver a Ejércitos de tierra

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 7 invitados